(Radio Biobío) Este martes, en el frontis de la Intendencia Regional se manifestaron los regantes de toda la cuenca del río Maule, quienes buscan impedir que Enel flexibilice el convenio de riego vigente del año 1947.

El conflicto por las aguas del Maule mantiene a regantes y agricultores enfrentados en contra de la empresa, debido a que la compañía eléctrica busca modificar el citado acuerdo entre la Dirección de Obras Hidráulicas y la entonces llamada Endesa, que establece que las aguas de la laguna son para el riego y sólo en el caso de existir excedentes estos pueden ser utilizados para la generación eléctrica.

Según los propios dirigentes de la manifestación, entregaran una misiva al intendente Pablo Milad para que el convenio no sea modificado. Sin embargo, critican que se trata de la tercera administración a quienes acuden en busca de ayuda, pero sin ser escuchados.

Oscar Bustamente, regante del canal Pelarco Viejo, aseguró que “desde hace algunos años, en que aparecieron las hidroeléctricas, se quedaron sin agua para abastecer su maquinaria, su implementación y es por eso que quieren llegar a una flexibilización con nosotros”.

[VEA TAMBIÉN: El rol estratégico de la hidroelectricidad]

“Si nosotros en este momento estamos en déficit de agua de riego, imagínese si cedemos, un litro que cedamos va en perjuicio no sólo de nosotros, sino que de la ciudadanía, mucha gente no tiene idea, pero entre menos agua tengamos menos producimos, la agricultura se va a encarecer más y va golpear el bolsillo de cada usuario, por eso le pedimos apoyo”, agregó.

Sobre el tema, desde Enel Generación Chile indicaron que no están promoviendo “ninguna modificación el Convenio de 1947, el cual resguarda, en nuestra opinión, correctamente los intereses de los regantes y las necesidades de
generación”.

“Las alternativas de flexibilización que se han estudiado, han contado con la participación de diversos actores de la zona, particularmente de la Junta de Vigilancia que agrupa a todos los regantes, con el objetivo de hacer más eficiente la utilización de los recursos y por sobre todo, recuperar la cota del embalse laguna del Maule. En esta línea, a petición de la JVRM y con el ánimo de aportar a un mejor abastecimiento de riego en la zona, se han establecido acuerdos puntuales de flexibilización, que permiten un mejor uso de los embalses existente en la zona para riego”, expresaron en un comunicado.