Cristián Martin, Product Manager Specialist EV Chargers de ABB en Chile, dictó la charla “EV Charging Infrastructure. Tecnologías y tendencias de cargadores rápidos” en el Seminario de
Electromovilidad de Chilquinta.

Durante su charla explicó: “Hace cuatro años incorporamos un auto eléctrico a nuestra flota, que tenía una autonomía de 100 km aproximadamente y costó $35 millones. Ahora tenemos uno con 200 km de autonomía y costó $22 millones. La autonomía eléctrica y los costos están evolucionando rápidamente, en Chile y a nivel global, así como su masificación, por lo que se vuelve necesaria la posibilidad de cargarlos en lugares habitacionales”.

También expusieron Nelson Ayala de Ecosiel y María José Riquelme, jefe de Proyectos de Innovación de Chilquinta, quien declaró que “el principal objetivo es informar a las inmobiliarias sobre la electromovilidad que ya llegó, apuntando principalmente a la carga residencial, para que en los próximos proyectos, o en los actuales incorporen la infraestructura para los puntos de carga de los futuros dueños de autos eléctricos”.

[VEA TAMBIÉN: Aunque aún es un mercado pequeño, muy pequeño, la venta de autos eléctricos se dispara en Chile]

El gerente general de Inmobiliaria Bezanilla, Sergio Silva, opinó: “Me pareció interesante el seminario, porque ya hay propietarios que están preguntando por conexiones para cargar autos eléctricos. Nos permitió abrir la mente a que tenemos que empezar a proyectar los edificios con este tipo de sistema y solucionar este tema hasta que probablemente sea un estándar para todos los edificios”.

El seminario se dirigió a clientes del sector inmobiliario, y se enfocó en los temas de cargadores, su instalación y cómo establecer las tarifas de cargas y aplicaciones necesarias para evitar que todo un edificio pague por la electricidad de los cargadores.

ABB cuenta con cargadores para todos los estándares, como el Terra 53 CJG, una estación “todo en uno”, compatible con los vehículos de carga CHAdeMO, CCS y AC Tipo 2. En soluciones de wallbox existe la línea de cargadores EV Linuc, con cargas desde 4,6 kW de potencia, además de carga entre 11 kW y 22 kW (en corriente alterna monofásica o trifásica) y que pueden ubicarse tanto en exterior como en interior, adaptados para ofrecer puntos de carga durante la noche, como puede ser un espacio común de un edificio residencial u hotelero.