(El Mercurio) El emblemático exedificio de Enersis y Chilectra, ubicado en la calle Santo Domingo 789, Santiago Centro, fue adquirido por la Corporación para el Desarrollo de Santiago (Cordesan), entidad integrada por agentes públicos y privados que tiene como misión mejorar la calidad de vida de los vecinos y usuarios de la comuna de Santiago.

La comercialización de esta propiedad, que cuenta con cuatro pisos y un área útil de 5.700 metros cuadrados, fue realizada por Colliers International en 184 mil UF, aproximadamente US$ 7,5 millones.

El inmueble, cuya fachada no puede ser intervenida, se encuentra en una zona de conservación histórica y posee una antigüedad de 106 años. “Las características propias del edificio, su emplazamiento y ubicación generaron gran interés en el mercado principalmente para usuarios finales, entre entidades públicas y privadas, quienes participaron de este proceso”, señaló Enrique del Campo, gerente del área de oficinas de Colliers International.

Según conocedores de la operación, el edificio será usado por Cordesan para unidades administrativas y de atención a público. Este medio contactó a la institución, pero no obtuvo una respuesta oficial respecto del destino de esta inversión.

Un inmueble que conoció el caso Chispas

El edificio de calle Santo Domingo 789 figuró como sede oficial de Enersis y Chilectra hasta 1999. Un par de años antes, en 1997, el recinto fue testigo de episodios claves del polémico caso Chispas, vinculado al proceso de toma de control de Enersis por parte de Endesa España y cuyo protagonista fue José Yuraszeck, quien dio un sentido discurso a los empleados en ese edificio al dejar la gerencia general de la eléctrica chilena.

Enersis vendió el edificio en torno a 2002, y desde 2004 se transformó en la casa central del instituto profesional Arcos. Este último -que lo arrendaba- estuvo interesado en adquirir el inmueble, pero compró un terreno más extenso en Peñalolén, donde alberga a su sede central, indicaron desde Colliers.

Entre sus objetivos, Cordesan también busca promover el desarrollo social y urbano, fomentando la colaboración entre la Municipalidad de Santiago, el sector privado y la comunidad.