(El Mercurio de Valparaíso) En el contexto de la crisis ambiental de la zona de Quintero y Puchuncaví, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) formuló nuevos cargos a la empresa GNL Quintero S.A. debido al incumplimiento de condiciones, normas y medidas establecidas en la Resolución de Calificación Ambiental (RCA).

Luego de seis inspecciones, los fiscalizadores de la SMA revisaron los instrumentos que se encontraban monitoreando la calidad del aire en la Estación de Monitoreo “Centro Quintero”, constatando problemas, específicamente, en el equipo que medía hidrocarburos totales. Debido a la falla, apunta la SMA, el equipo no entregó datos confiables entre los días 1 y 22 de agosto.

Como consecuencia de lo anterior, la SMA formuló cargos a la empresa por el mal funcionamiento, funcionamiento discontinuo y no funcionamiento del equipo de medición de hidrocarburos de la estación Centro Quintero, infracción que fue calificada como gravísima.

Asimismo, la SMA levantó cargos contra el Terminal Marítimo de Oxiquim, por la implementación parcial del procedimiento de manejo de aguas lluvia entre 2014 y 2018 y por la utilización de los estanques 306 y 307 para el almacenamiento de sustancias distintas a las autorizadas ambientalmente. La primera corresponde a una infracción leve y la segunda es grave, precisó la superintendencia.

Desde la empresa GNL precisaron, a través de un comunicado, que la formulación de cargos “es el inicio de un proceso y no una sanción. En ese sentido, podemos indicar que revisaremos todos los antecedentes del caso y definiremos los próximos pasos a seguir”.

No obstante, la firma consignó que “los cargos no guardan ninguna relación con alguna responsabilidad en los episodios de intoxicación que han afectado a la bahía”.

En tanto, luego de realizar una pericia e inspección por la bahía de Quintero para tener una apreciación general del complejo industrial de la zona, el fiscal que lleva la investigación por los últimos episodios de contaminación en las comunas de Quintero y Puchuncaví, Mauricio Dünner, en compañía de la fiscal designada Ana Aldana, reconoció que el proceso está bastante avanzado y que existiría certeza de qué es lo que causa las intoxicaciones en la zona.

[VEA TAMBIÉN: Gobierno anuncia nuevo protocolo ambiental para Quintero y Puchuncaví: Habrá monitoreo diario del aire como en la RM]

Al ser consultado de cuáles son los compuestos tóxicos que causan afectación a la salud de las personas en ambas comunas, con la existencia de más de mil casos por intoxicación, el persecutor fue conciso y dijo: “Sí, sí sabemos, pero no puedo dar más información al respecto”.

La información de cuál o cuáles serían los compuestos que están identificados, según confirmó el fiscal Dünner, fue obtenida tras las pericias que han realizado la Bidema de la PDI y el Labocar de Carabineros.

Sobre esta situación, el fiscal explicó que “ahora, por razones evidentes, no puedo revelar ‘los blancos’ que estamos siguiendo. Se están haciendo una serie de diligencias que están todas ellas muy adelantadas y yo creo que muy pronto tendremos novedades”.

En este sentido, el Ministerio Público aclaró que la tesis de emanación de hidrocarburos mencionada por el Gobierno tras los dos primeros episodios de contaminación ocurridos el 21 y 23 de agosto, es una de las aristas que se está investigando en el caso.

“En realidad, estamos siguiendo todas las líneas, esa (la de hidrocarburos) es una evidente, pero también estamos viendo todas las líneas posibles que se pueden investigar”, precisó la fiscal Ana Aldana.

A su vez, Mauricio Dünner aclaró que “no estamos siguiendo sólo una investigación. Se han presentado diferentes querellas, se están investigando diferentes focos de investigación y no es solamente una causa la que se está desarrollando hoy día. En consecuencia, no podemos dar mayor información. Estamos investigando diferentes fuentes de contaminación que existen aquí en la zona, pero cualquier antecedente que nosotros revelemos pone en riesgo futuras diligencias que pensamos realizar en los próximos días”.

La investigación sobre contaminación en la zona, acotó Dünner, agrupa siete causas y sobre éstas se están realizando diversas diligencias. La única causa que es diferente a las intoxicaciones es una querella presentada por los pescadores por los vertimientos de carbón en Ventanas, comuna de Puchuncaví.

Los persecutores aclararon que la investigación abarca todas las fuentes de contaminación de la zona. “Estamos estudiando todos los puntos de contaminación, no sólo aire, sino también suelo y agua”, precisó Aldana.

Por este motivo, explicaron, el trabajo abarca al conjunto de las empresas que se encuentran en la comuna y, en este marco, ya se han citado a ejecutivos de las industrias para ser entrevistados en la Fiscalía de Quintero.

A estas acciones se suman otras pericias. “Las diligencias que nos restan son varias porque efectivamente el sitio del suceso, el lugar que tenemos que investigar, es bastante amplio. Por eso, el día de hoy (ayer) se realizó esta inspección desde el punto de vista marítimo, con apoyo de la Armada, y con eso tenemos una visión general de lo que es la bahía de Quintero. (…) Estamos investigando, en general, todos los puntos posibles de contaminación y en particular también los eventos que ocurrieron acá los últimos días de agosto”, dijo Aldana.

Agregó que en este caso está analizando cuál es el tipo de delito de naturaleza ambiental más pertinente. “En particular, estamos viendo artículo 291 del Código Penal, que en términos simples significa exponer al medioambiente sustancias peligrosas; y además estamos viendo la Ley de Reciclaje, como es llamada, que en el artículo 44 también tiene una figura que es manejo de sustancias tóxicas y peligrosas. Es decir, todavía estamos viendo, dentro del abanico de normas ambientales, que está muy diseminada en nuestro ordenamiento, cuál es la que podríamos aplicar acá”, dijo Aldana.

Intoxicación a funcionarios de la PDI

El fiscal Mauricio Dünner aclaró que el caso de los peritos de la Bidema que habrían sufrido síntomas de intoxicación es uno más de los casos que están anexados a la carpeta investigativa y que no se puede determinar dónde fue, porque ellos están en varios puntos del parque industrial.

Bergamini dice que renunció al Consejo antes de ser desvinculado

A la luz de la publicación sobre su retiro del consejo consultivo convocado por el Gobierno para dar solución a la crisis ambiental -instancia que presidía-, el geógrafo Kay Bergamini expuso ayer en una carta enviada a este Diario que “la invitación hecha por el Ministerio de Medio Ambiente a ser parte del consejo consultivo de crisis en Quintero, se realizó en mi condición personal y profesional, como geógrafo y Doctor en Gestión Ambiental. En ningún momento mi participación se concibió como una asesoría institucional ni de la casa de estudios ni de la unidad académica a las cuales pertenezco”.

Expuso, también, que “efectivamente, formo parte de la Consultora ECOS, que atiende temas con diversas empresas y organismos públicos y privados en esta área. Dichos antecedentes siempre estuvieron sobre la mesa. En atención a lo anterior, y en conocimiento de la situación generada, por iniciativa propia fui yo quien solicitó a las autoridades abandonar la comisión”.

Asimismo, advirtió que “toda esta situación no debe desviar la atención de lo que es lo más importante en todo este caso: las personas y las familias que viven en Quintero, Puchuncaví y alrededores. El bienestar de las personas y el cuidado del medioambiente siempre han sido ejes rectores en mi gestión académica y profesional”.

Junto con agradecer al Gobierno la invitación a participar de la comisión, Kay expresó que “creo fervientemente que este tipo de situaciones no pueden ni deben opacar la gestión de un comité que tiene a su cargo una labor extremadamente compleja y necesaria, como es el apoyo al Plan de Descontaminación de Quintero y Puchuncaví”.