(La Tercera-Pulso) De manera silenciosa, pero sostenida. Así ha sido la trayectoria alcista que ha mostrado el precio de las bencinas y que hoy la tienen con sus precios máximos desde 2014. De hecho, durante las últimas siete semanas han registrado sólo alzas en todos sus octanajes lo que ha llevado a que todas las gasolinas muestren precios sobre los $800.

En el detalle se observa que la gasolina de 93 octanos acumula un incremento de $31 llegando a un valor promedio para la Región Metropolitana de $824; mientras que la de 95 registra un alza de $27,7 en ese mismo período, cotizándose hoy en $846 promedio. En tanto, la de 97 octanos mostró un aumento de $23,2, llegando a un precio promedio de $876.

Desde Hacienda señalaron que de no ser por el Mepco, el alza en el precio de las gasolinas 93 y 97 hubiese alcanzando los $18,4 y $29,1 por litro, respectivamente. Asimismo, el diésel hubiese subido $30,4 por litro y el GLP $21,8 por litro.

En el detalle, Hacienda precisó que el subsidio más alto correspondió al diésel, que alcanzó $24,6 por litro, seguido por la gasolina 97 octanos, que llegó a los $23,3 por litro, mientras que la gasolina 93 tuvo un subsidio de $12,7 por litro. Por su parte, el gas licuado recibió un subsidio de $16,0 por litro.

Por esta razón, Hacienda estimó el costo fiscal de los subsidios entregados esta semana en unos US$5 millones, mientras que el efecto acumulado del mecanismo de estabilización sobre las cuentas fiscales en lo que va de 2018 es negativo, representando un costo fiscal neto en torno a US$46,2 millones.

El objetivo del Mepco es suavizar alzas y bajas abruptas que puedan registrar los precios para la gasolina y el diésel y, por ello, a través de un impuesto variable, el Fisco hace que las fluctuaciones no sean superiores a $5,8 por litro por semana.

[VEA TAMBIÉN: Ministerio de Energía analizará incluir al hidrógeno como combustible alternativo en normativas]

Carlos Acuña, investigador de Clapes-UC afirmó que si bien el Mepco ha cumplido con su función de estabilizar los precios, “sería positivo que exista mayor transparencia en cuanto a los criterios que utiliza la autoridad para fijar los parámetros que se usan para calcular el monto de los subsidios”.

Para acuña, un ejemplo de aquello “es que entre el 26 de octubre y el 2 de noviembre del año pasado el número de semanas que se considera para calcular el precio de referencia del Mepco pasó de 8 a 100 semanas, lo cual permitió entregar subsidios de mayor monto, sin entregarse justificación alguna para tal radical cambio en dicho parámetro”.

Con respecto al comportamiento de los precios para las próximas semanas, Acuña sostuvo que tomando en cuenta las proyecciones que hay para el precio del petróleo WTI de US$65a US$75 por barril y un tipo de cambio de $650 a $670, “es poco plausible que las bencinas continúen experimentando fuertes alzas durante las próximas semanas”.