(Diario El Sur) Una solicitud para iniciar un exhaustivo proceso de fiscalización y verificación en terreno del veraz cumplimiento de las Resoluciones de Calificación Ambiental (RCA) de todas las empresas de Coronel, incluyendo a las instaladas antes de 1997 y que no cuentan con certificación, ingresaron a la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), Seremi de Salud y otras reparticiones, los miembros civiles del Consejo de Recuperación Ambiental y Social (Cras) de la comuna.

La acción emprendida por los 14 miembros civiles del Cras tiene como finalidad prevenir que ocurra una emergencia ambiental similar a la que hubo en las comunas de Quintero y Puchuncaví. Allí, una nube tóxica proveniente de una o más empresas de la zona, dejó a cerca de 350 personas con problemas de salud.

Tras ese episodio, la Seremi de Salud inició seis sumarios contra cinco compañías de la Región de Valparaíso debido a materias que incluían la seguridad química. En tanto, la Superintendencia de Medio Ambiente inició dos procedimientos sancionatorios a Gasmar y Enap (Terminal Marítimo) por incumplimientos a sus RCA.

Prevenir

La información que contiene la página de la Superintendencia de Medio Ambiente da cuenta que en la comuna de Coronel hay 112 empresas del rubro energía, pesca, equipamiento, entre otras, que deben ser fiscalizadas por que tienen una RCA autorizada.

En el mismo sitio web se expone que desde 2013 a la fecha se ha revisado a 19 entidades (17% del total de unidades fiscalizables), con un promedio de 20 controles anuales. De esas, casi la mitad corresponde a empresas del área de energía y pesca.

“La solicitud es que se necesitan más fiscalizaciones por ser una zona de sacrificio. No tenemos la certeza de la periodicidad con la que se está verificando el cumplimiento de las resoluciones de calificación ambiental”, expuso el consejero del Cras, Christián Pereira.

La preocupación de los miembros del Consejo de Recuperación Ambiental de Coronel es que hayan incumplimientos no divisados por la Superintendencia u otra entidad del Estado con competencia Ambiental.

“No queremos de ninguna manera que se repita lo ocurrido en Quintero y Puchuncaví (…) Queremos saber si efectivamente se ha fiscalizado a la totalidad de las empresas y si todas cuentan con su RCA”, declaró Manuel Gutiérrez, quien también es miembro de Cras de Coronel.

Desde 2013 a la fecha, la SMA ha iniciado 10 procesos sancionatorios en esa zona, de los cuales dos terminaron con multas. Estas correspondieron a Enel, por incumplimientos del RCA en la Termoeléctrica Bocamina.

[VEA TAMBIÉN: Schmidt por contaminación en Quintero: “No pueden existir zonas de sacrificio en Chile”]

Uno de los puntos que también se plantea en el documento es que se fiscalice a las entidades que operan antes de 1997, año en que comenzó a regir la normativa medioambiental en el país.

“Consideramos que esas empresas son las que deben ser mayormente fiscalizadas, porque no sabemos si en este tiempo han mejorado las tecnologías que utilizan en sus procesos”, sostuvo el consejero del Cras, Moisés Soto.

Respecto a este último planteamiento, desde la Seremi de Salud se informó que supervisan a empresas anteriores y posteriores a 1997, con y sin Resolución de Calificación Ambiental, pero solo en materias de competencia de la autoridad sanitaria, como es el caso de residuos peligrosos y no peligrosos, almacenamiento de sustancias peligrosas, declaración de emisiones, entre otras.

“Hay que recordar que las Resoluciones de Calificación Ambiental las fiscaliza y sanciona la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), pudiendo esta entidad subprogramar la fiscalización a otros organismos del Estado con competencia ambiental”, aclaró el encargado Regional de Unidad de Gestión Ambiental de la Seremi Ambiental, Ernesto Bravo.

En tanto, no fue posible obtener más información relacionada con el tema desde la Superintendencia de Medio Ambiente.