(El Mercurio de Valparaíso) La compleja situación que viven Quintero y Puchuncaví por los 600 casos de intoxicación debido a la emanación de gases fue la principal materia que ayer abordaron el intendente Jorge Martínez, y autoridades de Concón, reunidos en un Concejo Extraordinario.

En la cita, autoridades conconinas pidieron al jefe regional entregar toda la información disponible sobre lo ocurrido en la zona para saber si Concón se incluye o no en las exigencias ambientales que se implementarán en Quintero y Puchuncaví.

[VEA TAMBIÉN: Estado asume control de las estaciones de red que monitorea aire en Quintero y Puchuncaví]

En este sentido, el alcalde Sumonte y los ediles María José Aguirre, Gabriela Orfali y Adriana Marinetti fueron enfáticos en afirmar que es indispensable tener el plan de descontaminación, hacer una revisión y retirar definitivamentede tramitación ambiental el proyecto termoeléctrico “Nueva Era” de la Empresa Nacional del Petróleo (Enap).

“No se justifica”

“Nosotros le hemos planteado abiertamente y en forma directa que todo lo que está sucediendo se justifica, aún más, que la termoeléctrica que hoy en día tiene presentada Enap Nueva Era, sea retirada. No se justifica para nada, al contrario. Creemos que hoy día es necesario que se dé una buena señal de parte de Enap retirando esta central que está en proceso”, dijo el alcalde Sumonte.

[Siga leyendo esta noticia en El Mercurio de Valparaíso]