(El Mercurio) La ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, anunció una serie de medidas para las empresas que operan en la zona de Quintero y Puchuncaví, en la Región de Valparaíso, luego de los episodios de intoxicación que sufrieron algunos de sus habitantes en las últimas semanas.

Entre ellas, la secretaria de Estado destacó que el Estado se hará cargo del monitoreo de emisiones ambientales en la zona, para lo cual las estaciones que actualmente manejan las empresas pasarán a ser controladas por el Estado, que a su vez las actualizará para contar con mayores estándares.

“Actualmente las estaciones de monitoreos no solo son limitadas, sino que están en manos de las mismas empresas que emiten los gases y contaminantes. Por eso es que todo este proceso tiene dos etapas: que todas las estaciones de monitoreo pasen al Estado de Chile, y segundo, que se complementen y se pongan en los más altos estándares internacionales, y eso a partir del primer semestre del próximo año, gracias a la asesoría que estamos recibiendo del Gobierno de Finlandia”, explicó la ministra.

[VEA TAMBIÉN: SMA formula cargos contra Enap tras informe por nube tóxica en Quintero]

A ello suma que a partir del 1 de octubre de este año, AES Gener y Codelco actualizarán su plan operacional, ajustando su funcionamiento a las condiciones atmosféricas de ventilación diarias de la zona.

“Es decir, si las condiciones de ventilación son desfavorables, disminuirán su actividad. Como ministerio, hacemos un llamado a todas las empresas presentes en la zona a sumarse a este plan”, añadió.

Asimismo, se establecerá una normativa más exigente para la calidad del aire, específicamente para el dióxido de azufre, incorporando desde el primer semestre de 2019 una norma horaria para su medición, reduciendo su monitoreo desde cada 24 horas a 1 hora.

Por último, la ministra anunció que en diciembre de este año, ingresará para toma de razón a la Contraloría, el plan de descontaminación para la zona de Quintero-Puchuncavi, que establecerá mayores exigencias a las empresas que funcionan en el cordón industrial de la zona.

En relación a la renuncia del vicepresidente del directorio de Enap, Gonzalo de la Carrera, la ministra no se quiso referir, reiterando el apoyo del gobierno a la labor de la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA).

“No voy a comentar las reacciones personales, sino que voy a reiterar lo mismo: Aquí vamos a respetar la institucionalidad vigente en el país, y todas las instituciones fiscalizadoras serán apoyadas en todas las investigaciones que realicen para establecer quienes son culpables de hechos de contaminación que afecten la salud de las personas”, finalizó.