Para apoyar la práctica del “Programa de Capacitación en Energía Solar Fotovoltaica para Liceos de Educación media técnico profesional con Especialidad en Electricidad”, impulsado por los ministerios de Energía y de Educación, GIZ Chilea través del proyecto Nama Energías Renovables para el Autoconsumo, donó material didáctico que consistió en un banco de entrenamiento para montaje y desmontaje de los diferentes componentes de sistemas fotovoltaicos on-grid y off-grid

El banco está compuesto por tableros DC y AC, microinversores, sistemas de medición de voltaje, amperes y baterías de gel; dos Paneles Fotovoltaicos móviles con ángulo de inclinación modificable, focos de simulación de luz solar, construido completamente con componentes disponibles en el mercado chileno para su fácil replicación.

“La iniciativa incluyó la donación de 20 maletines fotovoltaicos compuestos por lámparas halógenas de bajo voltaje, fuente de tensión variable, módulo solar con ajuste de inclinación, multímetros, sensor de irradiancia, medición de resistencia para curvas, termómetro digital, placas para simular suciedad del panel, caja de inversor y libro del profesor”, informó GIZ Chile mediante un comunicado.

[VEA TAMBIÉN: GIZ Chile publicó libro sobre perspectivas del hidrógeno en Chile]

Programa

El programa de capacitación ministerial tiene por objetivo el aumento del número de técnicos electricistas de nivel medio, especializados en la implementación y mantención de sistemas fotovoltaicos instalados, tanto bajo el esquema de la Ley N° 20.571 (on grid), que establece el derecho a los usuarios a vender sus excedentes directamente a la distribuidora eléctrica (generación distribuida), como sistemas aislados de la red de distribución (off grid).

“Tanto los maletines fotovoltaicos como el banco de entrenamiento serán distribuidos en diferentes liceos desde las regiones de Arica y Parinacota hasta el Biobío, comenzando con la capacitación a docentes de estos liceos sobre diseño e instalación de sistemas y sus aspectos regulatorios”, se indicó.

“Con estos equipos se realizará la implementación de un laboratorio fotovoltaico y se entregará material con contenido didáctico para el trabajo teórico-práctico en aula. Además, se apoyará a los liceos para que tramiten ante la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) la aprobación del Plan y Programa de Estudios de la especialidad con el fin de que sus titulados de técnico de nivel medio en electricidad obtengan la Licencia de Instalador Eléctrico clase D”, se agregó.