La secretaria ejecutiva (s) de la Comisión Nacional de Energía, Carolina Zelaya, planteó la necesidad de mejorar el proceso tarifario de la distribución eléctrica, pues señaló que actualmente se identifican “incentivos perversos” en este sistema.

La autoridad participó en el primer módulo de discusión del VI Foro Eléctrico del Sur, que realizó Technopress (una empresa del Grupo Editorial Editec) en el Hotel Sonesta de Concepción, donde se abordaron las posibilidades y desafíos de la Región del Biobío en el marco de la Ruta Energética 2018-2022, que impulsa el Ministerio de Energía.

En este escenario, Zelaya afirmó que en el tema de la valorización “es impresentable que sigamos con un segmento de la distribución como está hoy y no podemos permitir que en los próximos tres años podamos tener el mismo proceso tarifario que no logramos modernizar desde 2005”.

Agregó que el proceso tarifario de la distribución “tiene incentivos perversos que efectivamente nosotros estamos procurando de tratar de llegar a cálculos de conocimiento de inversiones lo más eficientemente posibles”.

Zelaya también sostuvo que la CNE investiga lo que ocurre con los peajes de la transmisión zonal, donde en la Región del Biobío se registran un aumento en el pago por este concepto por parte de algunos clientes libres.

“La fórmula que se estableció en la Ley (de Transmisión) hace que algunas zonas paguen un peaje altísimo, por lo tanto, nosotros estamos contemplando el perfeccionamiento en ese aspecto en lo que es la ley miscelánea, donde se van a identificar algunos perfeccionamientos puntuales a lo que es la Ley de Transmisión”.

[VEA TAMBIÉN: Este miércoles se realiza el VI Foro Eléctrico del Sur]

Distribución

Hugh Rudnick, director de Systep y académico de la Universidad Católica, efectuó la charla inaugural del evento, donde abordó los impactos y alcances en la zona centro sur a partir de la Ruta Energética 2018-2002, asegurando que es necesario profundizar el desarrollo de la generación distribuida.

“La Ruta Energética dice aumentar en cuatro veces la capacidad instalada, o sea en 68 MW, pero si uno hace una simple proyección lineal de lo que ha estado sucediendo en los últimos años, diría que es muy bajo y la meta debiera ser a lo menos un aumento de 6,4 veces, considerando instalaciones de hasta 100 kW”, sostuvo Rudnick.

El especialista dijo que la reforma debe contemplar un nuevo marco legal “que separe la remuneración de las redes del mercado competitivo de servicios de distribución”.

Este tema también fue abordado en el tercer módulo de la conferencia, donde se trató la reforma a la distribución en generación distribuida, Pequeños Medios de Generación Distribuida (PMGD) y Net Billing, donde Carlos Barría, director ejecutivo de GPM A.G., planteó que la reforma a la distribución debe contemplar el tema de la competencia, porque “hoy las empresas se tienen que adaptar y la competencia se tiene que incorporar en muchas áreas de los servicios eléctricos y es claro en eso la separación entre las redes e instalaciones de distribución y lo que es la oferta de los servicios eléctricos”.

“Hay una serie de servicios eléctricos que pueden ser definidos o enfocados en competencia, lo que permitiría que el servicio eléctrico de distribución se transforme en una fuente gigantesca para muchas empresas, no solamente para generadoras, sino que para muchas entidades que podrían llegar a comercializar estos servicios eléctricos de distribución”, sostuvo el ejecutivo.

Otro tema visto en el Foro Eléctrico del Sur fue el plan energético regional, donde la académica de la Universidad de Concepción, Claudia Ulloa, dijo que en el 98% del territorio se pueden emplazar proyectos de este tipo, especialmente eólicos e hidráulicos.