El uso de sistemas de almacenamiento para respaldar la generación provenientes de Energías Renovables Variables (ERV) en el sistema eléctrico nacional es clave para alcanzar la meta de 100% de participación de las tecnologías renovables en el futuro, especialmente la hidraúlica, solar y eólica, según indicó Gabriel Ortiz, project engineer-Asset manager de First Solar.

El ejecutivo participó en la conferencia «Innovación en Energía», realizada en el marco del Mes de la Energía que organiza durante este mes el Colegio de Ingenieros de Chile, donde destacó las pruebas hechas en una planta solar fotovoltaica para entregar servicios complementarios a fin de aumentar la seguridad en la operación del sistema eléctrico.

Ortiz señaló que los sistema de baterías de almacenamiento son una pieza clave para aumentar la participación de las energías renovables. «Cuando las baterías sean los suficientemente económicas vamos a poder incorporarlas masivamente en la matriz, producir más energía de la que necesitamos para cargarlas y drenar esa energía nuevamente a la red cuando más lo necesitemos», afirmó el ejecutivo.

«En 2028, cuando las baterías sean más baratas, tendremos la posibilidad de proveer servicios complementarios a través de las baterías, lo que ya está ocurriendo en otros países, las 24 horas, por lo que así podríamos construir una matriz que sea 100% renovable, donde vamos a tener la tecnología eólica, solar e hidroeléctrica como los grandes pilares y las baterías como el lubricador de cada una de estas», sostuvo.

A juicio de Ortiz, las baterías de almacenamiento serán el «agente que va a permitir la integración entre la variabilidad estocástica de las centrales eólicas, la variabilidad diaria de las centrales solares y la variabilidad estacional de las centrales hidroeléctricas».

I+D

Jerson Reyes, jefe de la Unidad de Innovación, Investigación y Desarrollo de la Comisión Nacional de Energía, expuso sobre los principales desafíos para avanzar en este tema dentro del sector eléctrico, señalando que es necesario trabajar en microrredes, ciudades inteligentes, electromovilidad y en la implementación de una red de laboratorios, particularmente los que se encargan del análisis de sistemas eléctricos en tiempo real, de ensayos y pruebas, y los que se encargan de seguir la red física.

Luego de la exposición de Reyes, entre los asistentes tomó la palabra Germán Henríquez, presidente del Consejo Directivo del Coordinador Eléctrico Nacional, quien resaltó la existencia de «muchas instancias que están trabajando en la innovación y lo lógico sería que nos juntemos todos y trabajemos en algo que sea coherente y tenga una consistencia y no cada uno abordando los mismos temas, gastando esfuerzos de más».

[VEA TAMBIÉN: Identificación de nuevas franjas es uno de los desafíos en la expansión de la transmisión]

Gestión de la demanda

Otra exposición fue la de Jaime Herrera, responsable e-industries de Enel X, quien se refirió a la gestión de la demanda, especialmente en el segmento de la distribución.

Explicó que la flexibilidad de la demanda en este sector se viene utilizando hace 20 años en Chile, por lo que planteó que podría «modificarse la regulación para incentivar en otros momentos, no solamente en hora peak, y -por ejemplo- migrar el uso de la flexibilidad horaria de la demanda, como un uso de servicio complementario para seguridad de la red».

El ejecutivo dijo que la flexibilidad de la demanda es útil «porque nos presenta ahorros económicos, nos permite desplazar inversiones y, en muchos sistemas, nos permite actuar como servicio complementario para dar seguridad y confiabilidad a la red».

Herrera dijo que en este sentido es clave la figura del agregador de demanda, que son empresas o grupos de personas especialistas, «enfocadas en hacer bien la gestión de la demanda, encontrando los clientes para que participen».

En la última presentación, el director ejecutivo de Empresas Eléctricas, Rodrigo Castillo, expuso sobre smartgrid y los beneficios que tiene para diferentes aplicaciones y usuarios.