(Emol) Para ningún fabricante de vehículos representa un misterio que la electromovilidad va encaminada a convertirse en la nueva forma de movilizarse dejando de lado los vehículos a combustión interna, tanto así que expertos internacionales aseguran que para el año 2025 los autos “limpios” tendrán el mismo valor que los convencionales.

Informes de mercado también avalan esta teoría como el último estudio de Bloomberg titulado “New Energy Finance”, el que indica que para el 2025 se venderán 11 millones de vehículos eléctricos en todo el mundo, cifra muy superior a los 1,1 millones de coches que se vendieron durante el 2017.

Sin embargo si bien a nivel internacional se espera ese punto de inflexión para el 2025 en el que los autos eléctricos disminuyan su valor, en Chile esto puede tardar más según dicen especialistas del área motor.

“Nuestro país no va a estar exento de esta revolución, pero quizá puedan faltar un poco más de años para el auge de los automóviles eléctricos”, dice Alberto Escobar, gerente de Asuntos Públicos de Automóvil Club de Chile. “Lo eléctrico representa la modernidad, además entre el 2020 y 2030 van a estar prohibidos prácticamente todos los autos diésel en las principales ciudades del mundo (…) el futuro sin duda es eléctrico, conectado y autónomo”, añade.

Para el 2050 casi la mitad de los autos deberían ser eléctricos en Chile

Gustavo Castellanos, secretario general de Asociación Nacional Automotriz de Chile (ANAC), concuerda con Escobar y afirma que “considerando que Chile no es un país productor de vehículos, y que las autoridades han señalado que no habrá incentivos monetarios para esta categoría de vehículos, la velocidad de masificación será más lenta de acuerdo con nuestra propia realidad y según las estrategias comerciales de cada marca”.

“Por lo tanto, de acuerdo con las proyecciones del Plan Estratégico de Electromovilidad, para el 2050 aproximadamente el 40% del parque de vehículos particulares serán eléctricos e híbridos enchufables, comercializándose a la par vehículos convencionales, que producto de los avances tecnológicos, habrán disminuido significativamente sus niveles de emisión”, complementa.

[VEA TAMBIÉN: Nissan y Automóvil Club firman acuerdo para promover la movilidad eléctrica]

Por eso es que Castellanos cree que la disminución de precio de los autos eléctricos para Chile “dependerá de lo que pase a nivel internacional, lo cual requiere que esta tecnología se masifique de forma importante en los países fabricantes y desarrollados”.

Qué falta para que Chile alcance un mayor nivel de electromovilidad

Actualmente Chile está lejos de países como Noruega que son líderes en electromovilidad y para el secretario general de la ANAC esto se debe “en primer lugar a la falta de regulación y requerimientos necesarios para la estandarización de componentes (conectores a los puntos de carga, electrolineras)”.

Luego falta “apoyar la investigación y el desarrollo, potenciando la formación del capital humano. Y también impulsar el desarrollo de la electromovilidad, para que el mercado se sustente a sí mismo, sin dejar de lado la creación de una red de electrolineras y la incorporación de centro de cargas en áreas públicas, como mall o estacionamientos, al igual que en edificios y, eventualmente, en hogares que así lo requieran”, sentencia.