(Diario Financiero) Camino a cumplir la estrategia de electromovilidad en Chile, un nuevo paso se está dando para alcanzar este objetivo.

La Contraloría solicitó modificaciones formales a la norma de seguridad de los llamados autos sustentables o de baja o cero emisión (autos eléctricos e híbridos). Tras cumplir dicho mandato, el Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones (MTT) estará en condiciones de reingresar el decreto a dicho organismo, hecho que debería producirse durante los próximos días. Tras el visto bueno definitivo por parte de Contraloría, la entrada en vigencia se producirá doce meses contados desde su publicación, según explican desde el MTT.

La norma redactada por esta cartera, con el apoyo de la Asociación Nacional Automotriz de Chile (ANAC), establece “básicamente requisitos técnicos, constructivos y de seguridad para este tipo de vehículos, es decir, relacionados a la protección ante descargas eléctricas y sistemas de energía recargables”.

Para el presidente de la ANAC, Roberto Maristany, será de utilidad a entidades como Bomberos y Carabineros, respecto de cómo proceder en caso de accidentes que involucren a este tipo de autos.

Un mercado con desafíos

La venta de autos sustentables va en franco crecimiento en los últimos años en Chile. En 2017 se comercialiazaron 1.524 unidades y a mayo de este año otras 165 unidades se han vendido. “Es un mercado bien aspectado respecto de la región”, destaca el investigador líder de Deloitte, Ryan Robinson, presente en el seminario “La movilidad en Chile: presente y futuro”.

La alta densidad poblacional de la Región Metropolitana es un factor a favor de su expansión. Sin embargo, este desarrollo debe ir aparejado a una mayor infraestructura, principalmente de estaciones de carga. En este sentido, Robinson advierte que se requerirá bastante capital para lograr grandes cambios. “Justamente la falta de infraestructura es una de las causas de que aún la gente no piense en comprar un auto eléctrico, agregó.

Ello, agrega, exigirá que el gobierno y el sector privado conversen para identificar cómo se combatirán los principales problemas de transporte de Santiago.

[VEA TAMBIÉN: ¿Cuándo podrían bajar de precio los autos eléctricos en Chile?]

Estaciones de carga

En Chile existen 25 estaciones de recarga pública (electrolineras). En Santiago 22, en Viña del Mar 2 y en Concepción 1, de las cuales Enel ha instalado 20.

“Si bien la infraestructura de recarga en la Región Metropolitana ya está relativamente cubierta, producto de la autonomía alcanzada por los vehículos eléctricos y sus precios cada vez más accesibles, los usuarios comienzan a usarlos más y a buscar alternativas para salir de Santiago y recorrer el país”, comenta la gerente Enel X Chile, Karla Zapata.

En el marco de la iniciativa de la compañía “Ruta Chile de Electrolineras”, en los próximos cinco años pretenden instalar 200 electrolineras adicionales, en los principales núcleos urbanos y carreteras del país. En el transporte público, el reto será contar con un sistema sin emisiones y más eficiente al incorporar 100 buses eléctricos al Transantiago el 2018”, subraya.

DHL Express inicia reconversión de sus camionetas en el país

Algunas empresas como DHL Express tienen metas concretas respecto de convertir su flota global a autos eléctricos al 2020 (50%) y al 2050 (100%). De hecho, es parte de su estrategia de sustentabilidad a nivel global, denominada Go Green, cuya finalidad es poder reducir las emisiones de carbono en el mundo.

En Chile, la firma renovó este año el 5% de sus 100 camionetas. Se trata de la nueva camioneta e-Berlingo, que corresponde a las primeras unidades de vehículos de carga 100% eléctricos enfocados en el mercado del trabajo.

La compañía cuenta con dos puntos de carga, uno en Pudahuel y el otro en Las Condes, que permiten el funcionamiento en rutas no superiores a 80 kilómetros dentro de la Región Metropolitana debido a su autonomía.

Según el gerente general de la compañía en Chile, Jaime Dacaret, estas camionetas cuentan con el respaldo internacional para emisiones de material particulado permitidos por la Unión Europea.

Adicionalmente, vienen dotadas con dispositivos de última generación, como cámara de reversa para facilitar y hacer más segura la labor del courier.