Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Cortes eléctricos: proponen concesión para soterrar cables

Alcalde Lavín solicitó al gobierno un plan para cambiar tendidos que se ven afectados por la caída de árboles. Ayer, hasta 127 mil clientes no tuvieron luz en el país.

(La Tercera) En medio de los masivos cortes de energía eléctrica por los temporales de vientos y lluvias a nivel nacional, surgió el debate sobre cómo evitar que se caigan las redes de suministro, lo que genera fuertes trastornos para la población. Esta situación llegó a afectar a 127 mil usuarios que no tuvieron luz. Al cierre de esta edición, la
cifra bajó a 50.866 clientes.

Un grupo de estos últimos no tuvo suministro desde el lunes pasado: según la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), la cifra llegaba a 450 mil hasta el cierre de esta edición.

Frente a este problema, el primero en proponer una eventual solución fue el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, cuya comuna tuvo ayer 8.291 clientes sin energía, debido a árboles y ganchos caídos sobre los cables. “Voy a plantear al ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, que se concesione un sistema de soterramiento de los cables, pues si se mantienen tal como están, vamos a seguir teniendo cortes”, dijo.

El edil añadió que una empresa podría hacer estos trabajos y, luego, las municipalidades podrían ir pagando por las obras de manera paulatina.

De acuerdo a las municipalidades, un metro de tendido instalado bajo tierra cuesta tres millones de pesos, es decir, hacer lo mismo en una cuadra involucra $ 800 millones. Sin embargo, las comunas no poseen presupuesto propio para este fin, sino que deberían ser las empresas concesionarias de electricidad las encargadas de este trabajo. Un punto de debate es si se les traspasará el costo a los usuarios.

Luis Ávila, superintendente de Electricidad y Combustibles (SEC), explica que la interrupción del servicio ocurrió por la presencia de vegetación sobre estos sistemas debido a los vientos. “Pero hay que consignar que el 1,9% del total de clientes a nivel nacional resultó afectado”. Además, anunció que tras los reclamos que han hecho los usuarios se abrió un proceso de fiscalización sobre el desempeño de las empresas durante estas contingencias.

¿Es la alternativa instalar el tendido bajo la superficie y eliminar los postes? El superintendente responde que “la inversión de soterrar tiene un costo varias veces superior a lo que implica diseñar y mantener redes aéreas”. Agrega que cualquier tarea la debieran realizar las firmas concesionarias.

Pero para que se ejecute tal labor, “debe ser una decisión de política pública”, es decir, emanada por el gobierno. Al respecto, Enel Distribución, que entrega electricidad en 33 comunas de Santiago, planteó que “el soterramiento de la red es un modelo que ayudaría de manera muy importante a mejorar la calidad del suministro.

Sin embargo, ello debe ser coherente con los costos que implica masificar este tipo de instalaciones” en la capital. Pero mientras un programa de este tipo no se concrete, en la compañía se señala que tomó medidas preventivas este año, como la poda de vegetación a lo largo de 2.000 kilómetros de red; la inspección de los tendidos a través de helicópteros y un plan de respuesta a través de equipos de telecontrol, es decir, si hay una falla, esta es monitoreada por una central y se intenta reparar.

[VEA TAMBIÉN: Enel refuerza cuadrillas por cortes de suministro eléctrico en Santiago]

Expertos

Eduardo Miranda, académico de la Facultad de Ingeniería de la U. San Sebastián y perito judicial en el área eléctrica, explica que las redes eléctricas se ven dañadas pues “deben soportar una carga de cables de telecomunicaciones
sobre ellas, los que presionan el resto del tendido cuando hay viento o lluvias”. Se trata de conexiones a internet, telefonía y cable que están dispuestos en los mismos postes y que caen sobre el resto, lo que produce los cortes de la luz.

Miranda añade que la autoridad debe definir “un plan de retiro de los cables obsoletos y que se decida el soterramiento, al menos, en las áreas troncales de las comunas”.

Así, por ejemplo, se podría aplicar esta técnica en las grandes avenidas, pues a partir de ellas se entrega suministro al resto de la urbe. Álvaro Lorca, investigador del Centro de Energía de la UC y profesor de Ingeniería Eléctrica, dice que se debe “fortalecer la fiscalización de diversos organismos, como las municipalidades, las empresas y la autoridad, con el objetivo de identificar los puntos críticos de la red”.

Lo que dice la norma sobre la vegetación cerca de los tendidos

Un total de 2,9 millones de postes en la vía pública hay en Chile, los que entregan electricidad a más de seis millones de clientes, entre viviendas y empresas. Se trata de infraestructura clave para el funcionamiento del país, por lo que la SEC regula cómo debe estar protegida.

Uno de los puntos claves es la vegetación, la que no debe tocar los cables. De acuerdo a la “Norma de corrientes fuertes” de la superintendencia, los tendidos deben resistir, al menos en la zona central, 50 kilos de peso, por lo que si
un tronco sobre este, se supera varias veces lo establecido.

Además, las ramas de un árbol deben ubicarse entre dos y tres metros de distancia de un poste. En tanto, si se trata de un árbol frutal, este debe estar a cinco metros, pues habitualmente suben personas susceptibles a ser afectadas por descargas.

Eduardo Miranda, perito eléctrico y académico de la U. San Sebastián, dice que la norma técnica señala que la empresa eléctrica debe realizar la poda si es que aprecia una anormalidad, pero que “también las municipalidades
deben contribuir, como también lo deben hacer los vecinos que tienen árboles en sus patios”.

Por ello, propone un plan nacional de fiscalización.

Temas Asociados