(El Mercurio) KDM, firma dueña de varios rellenos sanitarios en el país, y la finlandesa Griffin -parte del grupo Korkia del mismo origen- se asociaron para invertir en un desarrollo que permitirá producir combustible de desechos en la planta de separación de residuos Loma Los Colorados que la compañía opera en Tiltil. En esta comuna, KDM es dueña del mayor relleno sanitario de desechos residenciales de Santiago, que tiene el mismo nombre de la planta.

Este tipo combustible, llamado Solid Refuse Fuel (SRF), es producto del aprovechamiento del material hasta ahora descartado -aquel que no calificó para el proceso de reciclaje como ocurre con algunos tipos de plásticos y papeles-. En Estados Unidos y Europa, el SRF es altamente utilizado en procesos industriales como alternativa al petcoke. En Chile, el mercado al que apuntaría la firma como destino final de ventas de este nuevo producto sería la industria cementera, principalmente. Los socios del proyecto estiman que en el primer año de funcionamiento se podrán producir 30 mil toneladas de combustible.

El acuerdo entre KDM y la finlandesa establece una inversión de US$ 5,3 millones para incorporar tecnología y equipos que mejoren la capacidad de la planta. Con ello, los residuos separados para el reciclaje en la unidad de KDM alcanzarán las 50 mil toneladas anuales, 10 veces más que en la actualidad. De esta manera, dejarán de disponerse en el relleno sanitario el equivalente a unos 3.500 camiones recolectores llenos principalmente de plástico.

[VEA TAMBIÉN: Nueva tecnología transforma la celulosa en un biocombustible]

El CEO de Griffin Refineries, Christian Abl, destacó el alto nivel de desarrollo de la industria de residuos en Chile en el contexto latinoamericano, principalmente en recolección y disposición final. “No obstante, las inversiones en reciclaje y reutilización de residuos todavía están muy rezagadas, por lo que vemos un enorme potencial en esta alianza”, dijo.

Rodrigo Pardo, gerente general de KDM Tratamiento, recalcó que la alianza permitirá seguir avanzando hacia la economía circular, en línea con los desafíos de la pronta entrada en vigencia de la Ley REP.