Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Nueva tecnología transforma la celulosa en un biocombustible

A partir de una bacteria natural obtenida de los residuos de la cosecha de hongos es posible convertir el elemento que constituye a la madera en un biocombustible.

Recientemente, un equipo de ingenieros de la Universidad Nacional de Singapur (NUS) descubrió que una bacteria de origen natural, la Thermoanaerobacterium thermosaccharolyticum TG57, al ser aislada de los residuos generados después de cosechar hongos, es capaz de convertir directamente la celulosa, elemento que constituye la madera, en biobutanol.

El equipo de investigación dirigido por el académico He Jianzhong, del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Facultad de Ingeniería de la NUS, descubrió por primera vez la nueva cepa TG57 en 2015 y decidió cultivarla para examinar sus propiedades, destaca el reportaje publicado por Madera21.

“La producción de biocombustibles utilizando materias primas no alimentarias puede mejorar la sostenibilidad y reducir los costos. En nuestro estudio, demostramos un método novedoso para convertir directamente la celulosa en biobutanol utilizando la nueva cepa TG57. Este es un gran avance en la ingeniería metabólica y muestra un hito fundamental en la producción sostenible y rentable de biocombustibles y productos químicos renovables”, explica el académico.

[Iniciativa entregará hasta $60 millones a emprendedores científicos]

Beneficios de la tecnología

Se espera que los biocombustibles producidos a partir de materiales como la celulosa, así como residuos agrícolas, hortícolas y orgánicos satisfagan las crecientes demandas de energía, sin aumentar las emisiones de gases de efecto invernadero que son directa consecuencia de la quema de combustibles fósiles. Estos materiales celulósicos son, además, respetuosos con el medio ambiente y económicamente más sustentables.

Entre los diversos tipos de biocombustibles, el biobutanol promete ser el sustituto de la gasolina gracias a su alta densidad de energía y otras propiedades. Así, puede ser reemplazado directamente en los motores de los autos sin ninguna modificación.

Sin embargo, la producción comercial de biobutanol se ha visto obstaculizada por la falta de microbios potentes capaces de convertir la biomasa celulósica en biocombustibles. La técnica actual es costosa y también requiere un pretratamiento químico complicado.

Temas Asociados