Cristian Martin, Product Marketing Specialist eV Chargers de ABB destacó el “salto cualitativo” que se ha generado en torno a las tecnologías de electromovilidad en el marco de la Fórmula E, en los últimos años, donde la empresa suiza ha participado activamente en materia de investigación y desarrollo (I+D) en este ámbito.

El ejecutivo resaltó a Revista ELECTRICIDAD que con la nueva generación de vehículos eléctricos se ha mejorado “la capacidad de autonomía y eficiencia en el uso de las baterías de los automóviles”.

En esta línea Martin menciona el modelo de formula E Gen2, que se ha destinado para esta competencia internacional, “con el cual ya no es necesario realizar un cambio de automóvil a mitad de la competencia. Esto sin duda conlleva a que dicha capacidad de almacenamiento pueda ser traspasada en el corto plazo a los vehículos eléctricos convencionales”.

[VEA TAMBIÉN: ABB lanza solución de carga más económica para vehículos eléctricos]

“Asimismo a corto plazo los vehículos podrán pasar no solo a ser consumidores de energía sino que a transformarse en un punto de generación de la misma en las horas en que se encuentren estacionados, pudiendo entregar energía a dispositivos e inteligencia a nuestros hogares y ciudades, por ejemplo”, indicó el ejecutivo.

Martin también valoró la evolución tecnológica que han tenido los cargadores de automóviles eléctricos : “Las marcas de vehículos de segmento medio han aumentado la autonomía en sus diseños entorno a un 16%. Con ellos la nueva generación de vehículos dentro del presente año (2018) es capaz de alcanzar 250 kms de autonomía promedio y con algunas salvedades podría lograr 350 kms”.

El ejecutivo explicó que en el sector residencial y de oficinas los cargadores han evolucionado “de un estándar de carga de 3 a 7 kW en los años precedentes a actualmente considerar cargar de 11 a 25 kW, mientras que en el ámbito comercial han pasado de contar con carga semi-rápida hasta 20 kW a carga rápida entre 20 a 50 kW”.

En electrolineras, la evolución natural de una experiencia de usuario al cargar combustible ya tiene su símil en el mundo de vehículos eléctricos con la nueva generación de cargadores de capacidades entre 150-350 kW”.