Con el objetivo de fortalecer y actualizar conceptos en Operación y Mantenimiento (O&M) de sistemas fotovoltaicos a mediana escala, el Programa Techos Solares Públicos, perteneciente al Ministerio de Energía junto al Programa de Energía de GIZ, organizaron un ciclo de capacitación en este tema que fue dirigido a diferentes grupos del sector público y privado.

Según informó GIZ Chile, mediante un comunicado, “el ciclo incluyó una gira de capacitación por Alemania, un seminario en Chile y talleres aplicados para profesionales de empresas Esco e instaladoras de sistemas fotovoltaicos”.

La capacitación estuvo liderada por el experto español, Asier Ukar, de PI Photovoltaik Institut Berlin AG (PI Berlin AG),  quien indicó que el curso se centró en “los mantenimientos preventivo, correctivo y predictivo de un sistema fotovoltaico, describiendo lo que se debe considerar en cada uno de ellos”.

“El Programa Techos Solares Públicos ha implementado un centenar de sistemas fotovoltaicos conectados a la red de distribución entre 2015 y 2018, La operación y el mantenimiento son aspectos relevantes para garantizar la sostenibilidad de los mismos y el cumplimiento del ciclo de vida de los proyectos. El desafío está hoy en reforzar el compromiso de los beneficiarios del Programa Techos Solares Públicos y de proyectos privados también, en cuanto al mantenimiento de sus sistemas, traspasar las buenas prácticas, y así asegurar que la inversión realizada tenga el retorno esperado”, comentó Guillermo Soto, jefe del Programa Techos Solares Públicos.

Por su parte, Stephan Remler, jefe del Proyecto de apoyo Nama Energías Renovables para el Autoconsumo de GIZ señaló que “hoy existen más de 2.000 plantas FV  bajo el reglamento Net Billing, generación que es capaz de producir la energía equivalente al consumo aproximado de 10.000 casas”.

[VEA TAMBIÉN: Cómo crece la generación distribuida en Chile]

Alemania

El PI Berlin AG (Instituto Fotovoltaico, por su sigla en alemán) asesora en la implementación de proyectos fotovoltaicos complejos desde la producción de módulos hasta la recepción final de la planta, fue el lugar en el que profesionales del Ministerio de Energía, de la SEC, de GIZ y de empresas instaladoras recibieron capacitación en O&M, sobre el funcionamiento de plantas, rendimientos, formas de detección de fallas, uso de equipos de medición en paneles fotovoltaicos, pruebas de laboratorio, chequeos de contratos de mantenimiento tipo, auditorías de sistemas FV y el seguimiento de los mismos durante la construcción y la operación.

“Revisamos los tipos de contrato que existen en la industria, su configuración y aspectos clave como las garantías, los tiempos de reacción, las penalizaciones o la duración, que cada vez son más cortos. Durante las sesiones prácticas, realizamos pruebas de electroluminiscencia, infrarrojos y medición de curva para demostrar la utilidad de estos equipos a la hora de detectar y prevenir fallas en los módulos fotovoltaicos”, explicó Ukar.

Además en la gira se aprovecharon de ver las últimas innovaciones que se pueden incorporar a los sistemas FV. Los contenidos de la gira fueron elaborados para aplicarlos a la industria fotovoltaica nacional. En ese sentido, Guillermo Soto quien asistió a la gira explicó que “las innovaciones tecnológicas fueron de interés del Programa Techos Solares Públicos. Por ejemplo, se visitaron dos fábricas desarrolladoras de módulos fotovoltaicos para fachadas de edificios (módulos glass-glass). Otro tipo de empresas visitadas fueron las que han incorporado sistemas de almacenamiento con baterías de litio para proyectos de generación fotovoltaica conectados a red para distintos propósitos”.

Seminario

Una vez concluida la gira por Alemania se efectuó en Santiago el seminario Operación y Mantenimiento de Sistemas Fotovoltaicos, dirigido también por el experto Asier Ukar y que apuntó a transferir técnicas y conocimiento de O&M a los asistentes. Algunos de los puntos sobre los que giró el seminario fueron la durabilidad a largo plazo de los componentes de un sistema FV bajo la influencia de factores de estrés ambiental como las altas temperaturas, la radiación extrema o el efecto abrasivo del polvo y la arena. Se analizó también la temática de la limpieza de los módulos fotovoltaicos desde una óptica técnica y comercial.

“Un panel limpio genera más corriente que cuando está sucio. La corriente es un indicador que siempre hay que monitorizar, ya que el aumento de ésta está directamente ligado al aumento de producción y por tanto al aumento de beneficio económico. La frecuencia y los costes de limpieza dependen entre otros factores de la superficie a limpiar, de la inclinación de los paneles y del precio de la energía”. Enfatizó Ukar.

En la sesión expuso también Guillermo Soto, quien señaló que el Programa Techos Solares Públicos “ya comienza a aplicar prácticas de operación y mantenimiento.