El programa de energía 4e de GIZ Chile lanzará este año un índice de aceptación social para proyectos de energías renovables desde la perspectiva de las comunidades cercanas a donde se instalan las iniciativas de este sector cuyo objetivo es ser una herramienta para la gestion interna de las empresas.

Este anuncio fue realizado en el seminario “Relacionamiento Comunitario en proyectos energéticos: Estrategias y Herramientas”, organizado por el Ministerio de Energía, la Asociación Chilena de Energías Renovables (Acera A.G.) y GIZ Chile, donde se presentaron metodologías y herramientas para fortalecer y apoyar el relacionamiento comunitario.

Durante el evento se explicó que el Programa de Energía de GIZ junto a la División de Participación y Diálogo y con apoyo de la consultora Pullen & Dockendorff, iniciaron el año pasado una línea de trabajo sobre aceptación social y proyectos de energías renovables desde el punto de vista de las comunidades, con el objetivo de elaborar índice de Aceptación Social (IAS) de proyectos ER de gran escala.

El modelo tiene cuatro dimensiones externas y una interna. Las cuatro primeras tienen que ver con propuesta de valor, aporte a la ciudadanía, cuidado del medioambiente y relacionamiento.

“El objetivo de la herramienta es obtener un resultado cuantitativo sobre la aceptación social de un determinado proyecto ERNC. Esta metodología además pretender ser un aporte a la gestión interna de las empresas y nuestra intención es entregar esta herramienta de análisis para el uso de las empresas durante 2018, la cual tendrá un uso liberado”, explicó Ana Almonacid, asesora del Programa de Energía de GIZ.

Participación
La jornada estuvo encabezada por la subsecretaria de Energía, Jimena Jara, quien explicó que “en materia de participación, el Ministerio ha impulsado tres elementos: una Guía de Estándares de Participación, que se ha utilizado en más 50 proyectos energéticos.

Posteriormenre Javier Zulueta, jefe de la División de Participación y Diálogo del Ministerio de Energía dijo que la construcción de proyectos de energía «es un reflejo de la confluencia de distintas iniciativas tanto públicas como privadas. Si bien podemos sacar cuentas alegres sobre la situación energética actual, tenemos una sociedad exigente. Entonces el desafío es avanzar hacia las políticas públicas que se requiere abordar”.

El seminario también contó con la exposición de las empresas de energía renovable que han tenido experiencias de relacionamiento comunitario, como la empresa Mainstream que a la fecha cuenta con 2.000 MW instalados en proyectos solares y eólicos, desde Arica a Puerto Montt.

Daniela Rodríguez, encargada de relaciones comunitarias de la empresa señaló que “la importancia del relacionamiento comunitario no se pone en duda en la generación de energía. Es un orgullo que sean las renovables, las que estén impulsando todo este trabajo comunitario. Por nuestra parte, todos los proyectos han tenido un buen relacionamiento”.

Por su parte, Tomas Schröter gerente general de la empresa de proyectos eólicos, WPD que actualmente desarrolla trabajo comunitario para el parque eólico Malleco y el parque eólico Negrete, explicó que “se debe estandarizar, profesionalizar e integrar el relacionamiento comunitario como una parte fundamental del proyecto, como un eje más del desarrollo y no sólo como un apoyo. Las estrategias dispuestas por el Ministerio y GIZ nos permitirán no sólo contar con una medición base inicial, si no que hacer seguimiento y corregir estrategias”.

Finalmente, Claudio Bustamante, subdirector de Desarrollo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático destacó que “todas las tecnologías ERNC están sensibles en algún momento a cuestionamientos por parte de las comunidades, pero si se trabaja entregando información, poniendo profesionales que resuelvan dudas, mostrando cómo funcionan las tecnologías en otros territorios, va construyendo un contexto de confianza que es importante tanto para las comunidades como para las empresas”.

[Ministerio de Energía da a conocer capítulo indígena de la política energética 2050]