(Diario Financiero) Movida estuvo la última sesión del directorio de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) desarrollada el martes pasado, en medio del proceso de renovación de la mesa directiva de la estatal, luego de que se diera a conocer que existen conversaciones para desarrollar un memorándum de entendimiento con la norteamericana AES Gener.

La propuesta habría sido dada a conocer por el gerente general de la compañía, Marcelo Tokman, en medio de la cuenta que da ante la mesa. Según cercanos, existen varios proyectos en los que la estatal podría estar interesada en desarrollar, los que principalmente van de la mano de la estrategia que AES Corp se encuentra impulsando, en la que buscan descarbonizar su portafolio de generación en los próximos diez años.

En Chile, las centrales que utilizan este combustible son Angamos y Nueva Tocopilla en la Región de Antofagasta, y Guacolda, en la región de Coquimbo. De este modo, un acuerdo podría derivar en que ellas sean transformadas a gas.

[Methanex recibirá gas de argentina YPF para operar en Magallanes]

Asimismo, podrían existir sinergias en otros desarrollos, tales como los proyectos solares, o en aquellos que tienen que ver con la concentración de energía en baterías.

Consultados en ENAP, señalaron que la empresa “siempre está explorando oportunidades en el sector energético, con una mirada de largo plazo que privilegia nuevos mercados para el gas y las energías renovables. En esa línea, mantenemos permanentes acercamientos con actores relevantes de la industria, tanto nacionales como internacionales. Nuestra política es comentar nuevos proyectos o acuerdos solo cuando éstos se materializan”.

Según cercanos al proceso, de concretarse, este sería similar a otras negociaciones que ya ha desarrollado la compañía, por ejemplo con Enel Green Power en la construcción de Cerro Pabellón, con la que firmó un joint venture a mediados de los 2000, en la que ENAP contaba con un 49% de la propiedad, pero que a la fecha se situa cerca del 16%.

Asimismo, otra de las iniciativas impulsadas por la petrolera fue en 2015, cuando sellaron un acuerdo con la japonesa Mitsui, lo que hasta el momento no se ha traducido en proyectos concretos.

¿Incluir Alto Maipo?

Sin embargo, la posibilidad de desarrollar este acuerdo generó ruido al interior de la mesa directiva de transición -que opera a la espera que el gobierno designe el nuevo directorio-, ya que no se descartó la posibilidad de que ENAP pueda ingresar a Alto Maipo, proyecto que aún está resolviendo problemas de corte financiero, lo que no fue bien recibido por algunos directores, que incluso calificaron esta posibilidad como “absurda”.

De todos modos, la asociación no fue sometida a ningún tipo de votación, ya que está en etapas iniciales y, además, se conjuga con el carácter de transitorio de la mesa.

Asimismo, quien también rechazó la posibilidad de desarrollar un acuerdo como este fue el representante de los trabajadores y presidente de la Fenatrapech, Nolberto Díaz, quien ha tenido una conflictiva relación con la administración de la compañía.

“Como sindicato nos enteramos el mismo martes y nos parece irresponsable, inconveniente y poco ventajoso, un trato como este no sólo dañaría a ENAP, sino que al medio ambiente”, sostuvo Díaz, quien agregó que “sería sospechoso que en la salida de este directorio se intentara salvar un proyecto como Alto Maipo”.

El dirigente sindical anunció que durante las próximas semanas, presentarán documentos ante la Contraloría y el Consejo de Defensa del Estado ante supuestas irregularidades.

Las otras asociaciones de la estatal

En diciembre del 2015, ENAP sorprendió al mercado al anunciar un acuerdo con la japonesa Mitsui, siendo esta el socio con el que incursionaría en el negocio eléctrico. Así, la japonesa se convertía en su socia en dos iniciativas eléctricas en base a ciclos combinados de gas natural, las que de momento no han visto la luz hasta el momento.

La más relevantes de estas sociedades es la que tienen con Enel Green Power, donde ENAP concretó el ingreso al mercado eléctrico, anunciando en julio de 2015, con el inicio de las operaciones de Cerro Pabellón, la primera geotérmica de Sudamérica, que se ubica en Ollagüe, región de Antofagasta. Según ha trascendido, ENAP estaría interesada en buscar la fórmula para incrementar su participación en la sociedad -ya que se ha ido diluyendo- sin tener, necesariamente, que aportar más recursos extra. En tanto, estatutos establecen que la petrolera en ningún caso podrá tener menos del 15%.