(El Sur) Fuertes inversiones y un largo y silencioso trabajo es el que ha venido realizando la compañía eléctrica Frontel. Este se inició con un programa más sistemático desde 2012, pero se ha intensificado estos dos últimos años a través del Plan de Control de Vegetación, dadas las situaciones climáticas más extremas vividas particularmente la temporada pasada.

[Sigue leyendo más en la edición impresa del diario]

[Rebolledo: eléctricas están más preparadas ante emergencias]