Eléctricas Enel y Colbún toman distancia sobre usos de terrenos de HidroAysén

Tras la liquidación de la sociedad, decisión oficializada el pasado 17 de noviembre al mercado, las compañías decidieron qué hacer con las 10.000 hectáreas que formaban parte de los activos que tenía la sociedad creada en 2006 y que incluían los predios adquiridos en 2014.

(La Tercera) Visiones totalmente distintas tienen las ex socias Enel y Colbún sobre el futuro uso que les quieren dar a los terrenos que formaron parte de HidroAysén.

Tras la liquidación de la sociedad, decisión oficializada el pasado 17 de noviembre al mercado, las compañías decidieron qué hacer con las 10.000 hectáreas que formaban parte de los activos que tenía la sociedad creada en 2006 y que incluían los predios adquiridos en 2014. Estos correspondían a seis mil hectáreas adquiridas en Valle Grande, lago Cochrane, lago Tranquilo y en Coyhaique, en la Región de Aysén, destinadas a la relocalización de 39 familias que se verían impactadas por la represa del proyecto.

En la formalización del cese de la sociedad, las partes acordaron repartirse los terrenos en relación a la participación que cada empresa tenía en HidroAysén, es decir, 51% para Enel y 49% para Colbún.

[Enel y Colbún podrían tributar por hasta US$300 millones menos por liquidación de HidroAysén]

En el caso de la eléctrica controlada por la italiana Enel, la firma espera obtener algún beneficio económico con esos predios, como una forma de compensar los US$ 130 millones que tuvieron que castigar por desechar la iniciativa. Por eso, la firma realizará una valorización económica de los terrenos para luego analizar una potencial venta a terceros, decisión que debería estar definida cuando se realice la junta extraordinaria de accionistas de HidroAysén, el próximo viernes 22 de diciembre.

Colbún, por su parte, tiene otra visión, pues la eléctrica de la familia Matte quiere ceder parte de las casi cinco mil hectáreas que recibirá. Para eso, ya están en conversaciones con agrupaciones ambientalistas de la zona y con ONG para entregarles los predios para que tengan un uso más sustentable. La cantidad de terrenos que cedan a terceros dependerá de la cualidad que tenga la tierra, es decir, si es apta para cultivo o para otro tipo de actividades.

La cita de diciembre, que se realizará a las 9 horas, tendrá como finalidad votar la disolución y liquidación de la sociedad y la designación de la Comisión Liquidadora, poniendo fin a la emblemática unión de las dos principales generadoras eléctricas del país.

Temas Asociados