La empresa ABB en Chile destacó varias alternativas de eficiencia energética en las operaciones de aplicaciones de bombas, ventiladores y compresores con variadores de frecuencia (VDF) para el ahorro de energía, a partir del mejoramiento de la eficiencia operacional de estos equipos.

«A menudo se ejecutan a velocidad constante, controlando el caudal y el destino mediante la apertura y el cierre manual de las válvulas en las tuberías. Por lo general, esto hace que el proceso sea muy trabajoso, con lo que iniciar una estación de bombeo, por ejemplo, podría llevar hasta una hora. Los costos de mano de obra se suman con los de calidad de vida, ya que el operador a veces debe viajar largas distancias a sitios remotos. En algunas instalaciones, este proceso está automatizado, pero el ahorro en consumo de energía es pobre», señaló la empresa en un comunicado.

Según Luis Acuña, Product manager Standard Drives de la División Robotic and Motion de ABB en Chile, «existen muchas más alternativas de eficiencia energética. Al operar estas aplicaciones con variadores de frecuencia (VDF) de inmediato se está ahorrando energía al mismo tiempo que entrega ventajas competitivas de largo plazo”, asegura.

El especialista explica que hay cuatro razones para invertir en variadores de frecuencia para mejorar la eficiencia de las bombas, ventiladores y compresores.

Mejoran la Eficiencia Operacional: «La necesidad de una labor manual es eliminada, ya que el Sistema controlado por los variadores se inicia en forma automática en tiempos predeterminados, con los consiguientes ahorros en horas hombre y costos laborales».

Ahorros en la cuenta de Electricidad: «Los variadores de frecuencia usan solo la energía que se requiere para que los motores funcionen a carga parcial, resultando generalmente en reducción en el uso de energía de un 20% a un 50%».

Rápido retorno de la inversión: «Reducción inmediata en el consumo de electricidad asegura un rápido retorno de la inversión de la compra del variador de frecuencia en la mayoría de los casos a pocos meses de la instalación».

Ahorros en mantenimiento y en costos de partes de piezas: «Con los accionamientos, se pueden eliminar las tensiones mecánicas en los acoplamientos de la bomba durante el arranque, se reducen las pérdidas de fricción en las tuberías y se aplica menos desgaste al impulsor debido a los tiempos de aceleración y desaceleración establecidos en las unidades».

“Todo este valor agregado se puede lograr no solo en grandes operaciones industriales, sino que también en instalaciones más pequeñas”, plantea Acuña.

[ABB destaca sistemas de almacenamiento energético para dar flexibilidad a red eléctrica]