La vida útil de las centrales termoeléctricas es un tema que ha adquirido mayor relevancia con los años de operación de estas instalaciones en la matriz energética, por lo que la búsqueda de soluciones ha sido uno de los focos de Endress+Hauser, desde donde se han desarrollado soportes regionales y locales con el objetivo de otorgar un completo sistema de medición de la calidad del ciclo agua-vapor, pues estos son insumos clave para el correcto funcionamiento de las turbinas generadoras en los proceso termoeléctricos.

En este escenario, Caterina Bustiman, Jefa de Ventas Zona Centro Sur de Endress+Hauser Chile, destaca la solución de los paneles modulares SWAS (Steam and Water Analysis System) para una monitorización fiable y segura de circuitos de agua y vapor que se utilizan en las turbinas generadoras de las centrales termoeléctricas.

La ejecutiva explica que las mediciones que se realizan en estos paneles modulares “van relacionadas con la eficiencia y seguridad de estos equipos mayores, porque para una operación correcta de la turbina se requiere de una calidad de vapor y agua específica, dentro de lo cual se pueden medir parámetros analíticos como la mantención del PH, conductividad y oxígeno disuelto, entre otros, para evitar la corrosión de aspas de las turbinas o materiales metálicos”.

Daniel Araneda, External Sales de Endress+Hauser Chile, precisa que el control adecuado de estos puntos aumenta la productividad y la eficiencia de las turbinas. “En esto se enfoca Endress+Hauser con sus paneles SWAS (Steam and Water Analysis System), los cuales son sistemas que necesitan estar estandarizados en una sala eléctrica, donde se hacen las mediciones”.

“Esta es una de las fortalezas de Endress+Hauser, que se destaca como elemento diferenciador para estas soluciones del sector energético, toda vez que entrega un rack completo y estandarizado, con un número de serie, que identifica cada uno de los componentes, para ver su vida útil”, agrega el ejecutivo.

Y es que, según Araneda, “la problemática de los clientes es que cuentan con equipamientos de otras marcas que no tienen soporte ni repuestos, con lo cual están atados de manos a seguros y garantías asociadas a mediciones que no pueden cambiar. Los SWAS existentes está en esa condición: son antiguos, razón por la cual nos enfocamos en esta solución”.

Es así como las soluciones modulares de Endress+Hauser cuentan con un acondicionador de muestras, además de protecciones sobre presión y temperatura para posteriormente pasar a diferentes módulos, como oxígenos disuelto, PH, conductividad directa, catiónica y desgasificada, silicómetros, analizadores de sodio para detectar las problemáticas que se producen como corrosión y la baja en la productividad y eficiencia de estos sistemas, de acuerdo a lo que el cliente necesite.

“Somos una solución modular, además de entregar un número de serie que está en nuestra base de datos, donde tenemos toda la información para poder asegurar su funcionamiento y de que no falte un componente”, afirma Caterina Bustiman.

Junto a esto la solución, la empresa otorga un soporte para la mantención y continuidad operacional de estos sistemas. “Nuestra plataforma de análisis trabaja con el protocolo Memosens, que implica que todos los sensores sean digitales y presenta ventajas como el registro de información de calibración, horas de trabajo del sensor, así como cuándo se tiene que cambiar. El sensor se puede retirar y calibrar en el laboratorio, pues tiene un transmisor que permite recuperar toda la información sin la necesidad de trabajar in situ. Otra ventaja es que tiene transmisores multiparámetros, en los cuales se pueden tener hasta ocho sensores en un transmisor, con todas las salidas requeridas, entradas y capacidades de control”, explica Daniel Araneda.

Los beneficios que entrega esta solución pretenden ser extendidos a otras plantas de generación que usen procesos térmicos, “entendiendo caso a caso las inversiones que ellos tengan y que reconozcan el valor agregado que tiene la solución. Tenemos un trabajo anticipado para proyectar estas soluciones”, sostiene Caterina Bustiman.

Adicionalmente Daniel Araneda indica que los paneles SWAS también se pueden utilizar en otras centrales más pequeñas, a partir de la estandarización de estos productos. “Hemos evaluado opciones para clientes más pequeños, así que es una solución escalable”.

Otro punto a destacar dentro de la oferta que Endress+Hauser Chile entrega a sus clientes, es tanto el servicio de consultoría que realizan sus profesionales para encontrar la mejor solución según la aplicación del cliente, como el servicio de post venta que se produce al adquirir un producto de la compañía, que incluye el soporte desde la puesta en marcha, la posibilidad de impartir cursos técnicos y contratos de mantención que aseguran la vida útil de los equipos y el monitoreo constante de la planta.

[Endress+Hauser muestra nueva tecnología para medición de caudal en procesos industriales]