Un rol clave para la seguridad del suministro eléctrico en el sur del Sistema Interconectado Central (SIC) cumple la nueva subestación eléctrica Pichirropulli, puesta en marcha por el consorcio Eletrans, integrado por Saesa y  Chiquinta Energía que fue inaugurada oficialmente por el ministro de Energía, Andrés Rebolledo, al sur de Valdivia, en la Región de Los Ríos.

La obra pertenece al proyecto de la línea Ciruelos-Pichirropulli (2x22o kV), que tiene una capacidad de 290 MVA por circuito y una extensión de 71 kilómetros, con 186 estructuras, de las cuales 130 son torres de suspensión; 38 son torres de anclaje y 18 son estructuras de anclaje-remate.

Seguridad

El gerente general de Saesa, Francisco Alliende, destacó la función de esta instalación, la cual está digitalizada en sus procesos, debido a la contribución que otorgará en la seguridad del sistema: “este aporte permite tener una red de transmisión en el sur más segura, de forma tal que si por algún motivo hay alguna falla en un sector, podamos enviar la energía por otro lado para que las ciudades de la zona no sean afectadas”.

El ejecutivo explicó que este tipo de subestación permite dar mayor seguridad en eventuales casos de incendios forestales que puedan afectar líneas de transmisión. “Estos proyectos adicionales permiten tener alternativas y, en ese sentido, el país, está construyendo una red más segura y robusta que garantice un mejor servicio a los clientes”, agregó Allende.

La inversión de este proyecto contempló US$75 millones como una primera etapa, dentro de un total de US$100 millones, y considera “las últimas tecnologías como digitalización y un banco de baterías que nos permite operarla de forma más segura y eficiente, por lo que la hemos construida en un tamaño mucho más chico”.

El proyecto también contó con la participación de las comunidades en lo que se refiere a la construcción de caminos, reubicacion de especies, creación de corredores biológicos y reforestación.

Rebolledo

El ministro de Energía, Andrés Rebolledo, destacó la nueva subestación pues dijo que “estamos energizando más el sur del país, al sur de Charrúa (Biobío), donde todavía se requiere hacer mucho en materia de transmisión y pronto tendremos al país conectado en una línea de 500 kV”.

Sobre el futuro de la transmisión, la autoridad sostuvo que los cambios estructurales en este segmento darán “una señal importante para viabilizar proyectos de generación en el sur del país”.

Rebolledo afirmó que la nueva ley también “da la certeza respecto de las inversiones, incluyendo la planificación del Estado, además de la definición de las franjas y de los polos de desarrollo”.

[Correcta definición y remuneración de servicios complementarios es un desafío para avanzar en flexibilidad del sistema eléctrico]