Una correcta definición y remuneración de los nuevos servicios complementarios junto a una mejor predictibilidad del recurso de los vientos para la energía eólica y una red de transmisión robusta son los principales desafíos que se advierten para avanzar en la flexibilidad del sistema eléctrico, con la mayor inclusión de energías renovables variables.

Este fue uno de los puntos analizados en el evento Elan Network Chile 2017 “Tecnologías y modelos de negocios para enfrentar los desafíos energéticos del siglo XXI”, organizado por el Centro de Innovación UC, Anacleto Angelini, y la red de negocios en tecnología de Europa y Latinoamérica.

Rebolledo

El evento fue inaugurado por el ministro de Energía, Andrés Rebolledo, quien destacó la mayor participación de energías renovables en la red chilena responde a la política energética establecida en 2014, donde valoró que las actuales candidaturas presidenciales mantengan una línea de continuidad en esta materia para el futuro.

“Cada una de las candidaturas que están mirando el desarrollo energético parten de la base que la vocación es seguir construyendo desde lo que hemos venido haciendo desde los últimos tres años y medio: ser más renovable, ser más competitivo y que la regulación juegue el rol que tiene que hacer”, planteó el secretario de Estado.

Posteriormente, durante el primer panel abordó la “identificación de retos de negocios para el sector energético de Chile”, donde Pierre Garbit, director comercial de Engie Chile dijo que es necesario definir la remuneración de los servicios complementarios, donde afirmó que en este aspecto el “almacenamiento de energía es una parte fundamental de esta nueva realidad”.

Por su parte, Rodrigo Escobar, director del Área de Energía Solar del Centro de Energía UC, mencionó que un desafío será avanzar en el negocio del reciclaje de paneles fotovoltaicos a futuro, una vez que estas instalaciones cumplan su vida útil, pues actualmente estimó que existen casi 8 millones de estos módulos en el desierto chileno.

Marcel Angulo, gerente de Capacidades Tecnológicas de Corfo planteó la necesidad de que el sistema solar nacional capte el valor agregado local, con actividades de investigación y desarrollo (I+D), por lo que agregó que se debe avanzar en la cadena de valor de litio, pensando en electromovilidad.

Otro desafío fue planteado por Matías Negrete,  investigador del Centro de Energía UC, quien sostuvo es necesario considerar que la flexibilidad no solo se ubica en la generación eléctrica, sino que en la demanda a través de sistema de generación distribuida, almacenamiento en edificios, puntos de recarga de autos eléctricos y plantas desalinizadoras.

[VII Jornadas de Economía de la energía UC abordará flexibilidad de sistemas eléctricos]