Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Sector de la biomasa busca avanzar en regularización y sustentabilidad del mercado

Antonio Minte, gerente de la Asociación Chilena de Biomasa, señaló que el problema no es el combustible sino que las emisiones, ante lo cual es relevante la calidad del producto que se quema y la eficiencia de los calefactores.

Rodrigo O´RyanDialogar sobre los aspectos que inciden en expansión de la biomasa en ámbitos como la calefacción y la generación de energía fue uno de los objetivos del seminario “Hacia la Valorización de la Biomasa como Combustible”, organizado por la Corporación Nacional Forestal (Conaf) y la Asociación Chilena de Biomasa (Achbiom).

En la instancia, Rodrigo O’Ryan, presidente de Achbiom, resaltó la contribución que ha significado la conformación de la asociación, que actualmente reúne a cerca de 40 empresas, como una instancia que propicia la participación activa y agrupada del sector privado en torno a la biomasa.

O´Ryan expuso la necesidad de una política que fomente el desarrollo del sector, propiciando el acceso a un combustible “limpio y económico”, con miras a una leña sustentable, y la generación de productos con valor agregado, como el pellet.

En esa línea, destacó la importancia de un trabajo conjunto entre los diversos actores, tanto públicos como privados, para destacar el rol de la leña y la importancia de su uso adecuado, haciendo hincapié en que “somos los buenos de la película, le damos un buen uso al bosque”.

[Mercado de la leña: A paso lento]

Sus dichos fueron complementados por Antonio Minte, gerente de la Asociación Chilena de Biomasa, quien señaló que el problema no es el combustible sino que las emisiones, “ante lo cual es relevante la calidad del producto que se quema y la eficiencia de los calefactores”.

El profesional expuso sobre el nivel de expansión del mercado dendroenergético, detallando que el volumen de venta anual de leña seca se sitúa entre los 11 y los 15 millones de metros cúbicos, con un precio promedio de US$48/metro cúbico. Considerando lo anterior, indicó que se podría contabilizar un monto de venta de US$715 millones anuales, que en el caso de tratarse de un mercado regulado, generaría ingresos por IVA en torno a los US$135 millones anuales, con los cuales se tendría un presupuesto suficiente para incrementar las políticas de calefacción térmica y distrital, y de recambio de calefactores.

Respecto a la situación que vive el mercado del pellet en Chile, comentó que en 2017 la producción se sitúa en 97.600 toneladas, a lo que se suma una capacidad ociosa en torno a las 33.000 toneladas.

Además, estimó que con el recambio de calefactores que está desarrollando actualmente, al 2025 se triplicaría el mercado del pellet, llegando a las 300.000 toneladas anuales.

Regulación y precios

En el marco del evento, Rony Pantoja, jefe de la Unidad de Dendroenergía de Conaf, expuso la conveniencia de contar con instrumentos que por ejemplo impulsen al privado a integrar la biomasa en sus procesos, mitigando los riesgos económicos.

Otro punto que destacó es la importancia de evitar distorsiones en el mercado y plantear reglas claras, avanzando en ámbitos como la transparencia de los contratos, métrica y precios en el abastecimiento de la biomasa; junto con una base estadística única a nivel nacional respecto a los niveles de producción y demanda.

A ello se suma la tecnificación y automatización de los sistemas de calefacción; evaluar mecanismos que permitan la viabilidad de los proyectos de generación eléctrica con biomasa, considerando que sus precios se sitúan en torno a los US$80/MWh.

Temas Asociados