(Diario Financiero) Aunque llegaron a recibir y evaluar varias ofertas a firme, entre ellas de importantes compañías chinas, los accionistas de la eléctrica de origen brasileño Latin American Power (LAP), donde BTG Pactual participa a través de su fondo de Infraestructura II, decidieron poner en stand by la venta de este negocio.

Trascendió que tras considerar insuficientes las propuestas efectuadas y no llegar a buen puerto con ninguna de ellas, la opción fue replantearse este plan y apostar por una reestructuración de la empresa con el objetivo de incrementar su valorización y hacer de LAP una unidad económica más atractiva para los potenciales interesados.

En paralelo y mientras despliegan este proceso, los accionistas de LAP esperan capear el momento actual donde, en medio de una situación económica menos auspiciosa, que ha impactado las proyecciones de demanda eléctrica, los precios de la energía han caído a niveles que hacen poco atractivo parte del portafolio de generación que constituye la firma.
Reestructuración

Para nadie es un secreto que el perfil de negocios de LAP está orientado al desarrollo y posterior venta de proyectos de generación con energías renovables como eólicos e hidroeléctricos de pasada.

Ahora la idea de los accionistas de la firma, comentan conocedores del tema, es perfilar a LAP como una generadora propiamente tal. Esto con el objeto de dirigir la venta hacia operadores del negocio, más que a empresas que pudieran estar interesadas en algunos de sus activos.

Como parte de este proceso de transformación, se llevó adelante una reestructuración interna, la que consideró una reducción de personal, para hacer más eficiente la operación y, al mismo tiempo, la reorganización de la plana ejecutiva, lo que incluyó la designación en la gerencia general del director comercial de la empresa, Mauricio Caamaño, ejecutivo chileno que anteriormente en su carrera tuvo un paso por AES Gener.

Conocedores del tema comentan que, aunque el foco por estos días está en potenciar la empresa y sus operaciones para sumar valor al negocio, no se descarta que de presentarse en el intertanto una oferta que esté en línea con las aspiraciones de los accionistas, estos pudieran concretar la venta.

LAP nació en 2011 y cuenta con activos en Chile y Perú. Fue creada por el empresario Roberto Sahade que para esto volvió a reunir a los actores que en 2006 le dieron vida a Energías Renováveis: BTG Pactual, Patria Investimentos y GMR.

El logro más reciente de la firma fue la puesta en marcha del parque eólico San Juan, que con casi 185 MW de capacidad se convertirá en el más grande del país. Su primera inversión en el país fue la compra del 66% de los derechos de agua de Carilafquén-Malalcahuelo, en la Región de La Araucanía, los que el año pasado dieron pie a un hecho a estas alturas casi inédito: el inicio de operaciones de una central en esa zona. A ello se suma el parque eólico Totoral, junto a otros activos, como proyectos en Perú, por los cuales enfrenta un proceso arbitral con una empresa de ingeniería de ese país.

En agosto del año pasado se conoció la intención de venta de LAP, tras el proceso frustrado con la fallida Sunedison. Estaba previsto que en enero de este año la enajenación se concretara, para lo cual los accionistas habrían estado en conversaciones bastante avanzadas con tres actores, uno de ellos la china State Power Investment Corporation (SPIC), que compró la operación de Pacific Hydro.

Colbún sería otra de las empresas que estaba en esa carrera, mientras que la tercera interesada era una empresa extranjera.

[Eléctrica ligada a BTG Pactual recibe espaldarazo en la Corte de Apelaciones]