Licitaciones eléctricas: Gobierno presiona para que inversiones se concreten

Desde la CNE han ordenado a las empresas que absorban contratos adjudicados, que no suministren energía con proyectos existentes, sino que ejecuten nuevas iniciativas.

(Pulso) En medio de una desaceleración en la ejecución de proyectos eléctricos -por la reducción de la demanda y el exceso de oferentes-, el Gobierno le está poniendo presión a las empresas del sector para que concreten las iniciativas que lograron contratos en los últimos concursos para suministrar energía a los clientes regulados, pese a que los acuerdos fueron adquiridos vía traspasos.

Desde el Gobierno no quieren que la seguidilla de movimientos que ha experimentado el sector eléctrico, con quiebras -como fue el caso de Abengoa en España, o SunEdison en EEUU-, y venta de empresas y proyectos, se traduzca en que no se concreten las inversiones comprometidas. Además, buscan evitar que las empresas incumbentes aprovechen las crisis que han experimentado empresas del sector para comprar contratos eléctricos y asegurar de esta manera la recontratación de su capacidad existente, ya que así se volvería a atomizar el mercado.

“Lo que le hemos dicho a todos los actores es que nuestra condición es que remplacen proyecto por proyecto, es decir, si el proyecto venía con una central eólica de tantos megas, que nos digan con qué proyecto nuevo se va a suministrar. Lo que no queremos es que haya una absorción con proyectos antiguos”, comentó el secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Andrés Romero. Según indicó el ejecutivo, las empresas a las que se les ha planteado lo anterior lo han acogido de buena forma, por lo que a la fecha no se estarían presentando problemas en las escisiones de acuerdos.

Cabe recordar que dentro de las escisiones de contratos eléctricos se encuentran los 100 GW/hora adjudicados a Solar Pack, a través de su filial Amuche, que fueron traspasados a First Solar; a lo que se agrega lo realizado por SunEdison, que producto de sus problemas financieros relacionados con la matriz, optó por traspasar uno de sus contratos obtenido en el proceso de diciembre de 2014, de 3.452 GWh/año, a Colbún.

A esto se añade el traspaso de la propiedad del complejo solar Atacama, de la española Abengoa, a EIG Global Energy Partners. Dicho proyecto tenía asociados contratos por 950 GWh/año, que se ganaron en las licitaciones eléctricas de 2014, y otros 300 GWh/año, adjudicados en el concurso de 2015.
La situación de los contratos

El estado de los distintos proyectos que se adjudicaron parte de las últimas licitaciones eléctricas es desigual, y más de una empresa ha optado por buscar mecanismos alternativos para cumplir con sus compromisos, al aventurar que los nuevos proyectos no estarán listos para la fecha que tienen proyectada su inyección. No obstante, desde la autoridad aseguran que no se presentarán problemas de suministro por parte de las empresas ganadoras.

“No tenemos ninguna duda que los contratos se van a cumplir, ya sea con proyectos propios, contratos de terceros o escisiones de contratos. Entonces, desde el punto de vista del suministro y de honrar los contratos a los precios que se ofrecieron no hay ninguna duda”, dijo. Y agregó: “Nosotros como reguladores estamos tranquilos, monitoreamos mensualmente el avance de los distintos proyectos. Nuestra visión es que en el 80% de los proyectos se está avanzando, se están construyendo y no hay mayor riesgo”.

[Proyectos eléctricos caen a su menor nivel a un año de licitación récord]

Temas Asociados