Corfo espera que al menos tres consorcios presenten ofertas para industrializar el litio

En el road show mostraron interés firmas como Samsung, la rusa Rosatom y Mercedez Benz.

(El Mercurio) A solo 12 días de que expire el plazo fijado por Corfo, ya hay muchas compañías -y varias de ellas gigantes mundiales- que han manifestado interés por participar en el proceso que dirige la estatal, liderada por Eduardo Bitran, y que busca que se instalen en Chile compañías que procesen litio.

La opción de industrializar este mineral surgió tras renegociar el contrato de Corfo con la firma Rockwood (Albemarle) en 2016. La entidad estatal incluyó en dicho acuerdo un capítulo para que parte del litio extraído se procese en Chile mediante la fabricación de cátodos de este mineral. De este modo se podrían exportar productos de mayor valor agregado y desarrollar una industria vinculada al mineral, que además de insumo para baterías de autos eléctricos y paneles solares tiene múltiples usos en medicina, construcción o la industria aeroespacial.

“Con el litio que estará disponible para venta en Chile por el contrato Corfo-Albemarle, se estima una producción potencial de 60 mil toneladas de cátodos, que es un producto con valor agregado clave para la electromovilidad”, explica Bitran, vicepresidente de la Corporación de Fomento.

El directivo añade que la idea es “precalificar al menos tres empresas o consorcios internacionales”. Hasta ahora, detalla, “el proceso ha generado interés en empresas de China, Corea del Sur y Europa, compañías líderes en sus mercados, con mucho conocimiento y trayectoria”, detalla.

En efecto, en el road show realizado en mayo en Europa manifestaron su interés compañías como la coreana Samsung, la alemana Mercedes Benz y la rusa Rosatom, así como las chinas Fulin Group y Beijing Enterprise Clean Energy; las europeas Heraeus Deutschland, Sener, Kalmen, Maschinenfabrik Gustav Eirich, Mantz AG, Umicore y Advanced Inorganic @Ventures.

Según Bitran, en agosto se prevé tener la “lista corta” de interesados, y en enero de 2018 realizar la licitación. “Las empresas deberán hacer los estudios de inversión durante el 2018 y realizar las inversiones para la primera etapa entre 2019 y 2020”, precisa.

¿Cuánto es el potencial del nuevo negocio? “Nuestra estimación es que al 2035 Chile puede desarrollar una industria de litio con valor agregado que genere US$ 10.000 millones en exportaciones, 10 mil empleos e ingresos públicos adicionales superiores a US$ 800 millones al año”, dice Bitran.

La otra empresa que explota litio en el Salar de Atacama, además de Albemarle, es Soquimich, con la cual Corfo tiene dos arbitrajes en curso. Pero en menos de cinco años esta situación cambiaría. “El 2022 vence la cuota autorizada en el contrato si produce al máximo de la capacidad que han declarado, y desde ese momento SQM dejará de producir litio en el Salar de Atacama”, señala Eduardo Bitran.

[Se acerca fin de plazo para declarar intención de elaborar productos de litio con valor agregado]

Temas Asociados