Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Eléctricas se lanzan contra la CNE por arriendo de medidores

Enel, CGE, Chilquinta y Saesa llevaron a la CNE al Panel de Expertos para revertir medida que rebaja el pago de usuarios por este punto.

(La Tercera) Los resultados del reciente informe técnico sobre servicios asociados a la distribución eléctrica, elaborado por la Comisión Nacional de Energía (CNE) -y que considera, entre otros puntos, una rebaja en los valores de arriendo de medidores-, generaron molestia entre las empresas del sector, varias de las cuales decidieron abrir una discrepancia ante el Panel de Expertos Eléctricos.

Concretamente, las empresas distribuidoras Enel Distribución, CGE Distribución, Chilquinta, y Saesa iniciaron un procedimiento ante la instancia resolutiva, por el valor de arriendo de los medidores de luz y su vida útil, entre otros servicios no consistentes en suministro de energía, asociados a la distribución de electricidad.

La presentación, aseguran fuentes del sector eléctrico, busca que el panel aumente el valor, estimado en $ 7.034, y cambie la vida útil estimada de 20 años. Según Enel Distribución, por ejemplo, este valor no refleja adecuadamente el costo del equipo, que a su juicio debiera ser de unos $ 9.000, con una vida útil de 15 años.

“Dado que la relación entre el precio de los equipos de medida y su vida útil es directamente proporcional, Enel Distribución discrepa sobre el precio y la vida útil de los medidores electrónicos de energía simple”, señala la presentación hecha por el gerente general de la firma, Andreas Gebhardt.

Menos plazo

La empresa Chilquinta, en tanto, también cuestionó el plazo de vida útil para los medidores que dictaminó la autoridad, considerando que no debe ser de 20 años sino de 10, acorde con las especificaciones técnicas del equipo.

“Chilquinta ha instalado medidores electrónicos desde el año 2008, por tanto la mayor antigüedad en el parque de medidores electrónicos de la empresa, es 9 años. No parece razonable esperar que la vida útil de un medidor sea de 20 años, considerando que aún no se tiene la experiencia para comprobarlo”, señaló la presentación de la empresa.

Enel Distribución también cuestionó

la fijación de la velocidad de circulación de las cuadrillas, las que a juicio de la distribuidora no se ajustan a la realidad de los desplazamientos en la capital. Esto tiene efecto en la cifra de atenciones, por ende, en los costos. Por ello, pidió reducir las velocidades desde 32 y 28 km/h para vehículos livianos y pesados, respectivamente, que plantea el informe técnico; a 20 y 16 km/h.

En la misma línea, CGE Distribución y Saesa plantearon una vida útil de 10 años para el medidor residencial electrónico. Respecto al precio del medidor establecido en el informe técnico de la CNE de $ 7.034, CGE Distribución señaló que “corresponde a equipos que se encuentran en una gama inferior de calidad de los medidores monofásico electrónicos, pues los precios de los equipos de fabricantes de mayor prestigio son del orden de los $14.000”. Saesa también presentó un requerimiento.

[Medidores inteligentes: Más de 52.000 unidades se instalaron en 2016]

Temas Asociados