El primer paso para que en Chile se comience a aplicar el hidrógeno sustituto de combustibles fósiles se anunció por parte de Corfo para introducir esta solución tecnológica en los camiones de extracción que operan en el sector minero, donde se instalaría un sistema híbrido de hidrógeno-diésel en estos vehículos, donde el primer combustible se generaría a partir de la energía solar disponible en el norte, a través de la electrólisis (uso de agua y energía termosolar).

Así lo señaló Eduardo Bitran, vicepresidente ejecutivo de Corfo, durante la conferencia internacional «Hidrógeno con Energías Renovables, nuevas oportunidades para Chile», organizado por GIZ ChileCorfo y el Ministerio de Energía, donde se discutió sobre las aplicaciones de este combustible en los sectores de minería, transporte y energía.

Bitran sostuvo que la idea de desarrollar un sistema de combustión diésel-hidrógeno para los camiones mineros busca adaptar, desarrollar e industrializar esta solución tecnológica para avanzar en la producción de combustibles más limpios, los que también pueden ser producidos a partir de energías renovables, como la solar en el norte de Chile.

Juan Rada, consejero y past president del Programa de Energía Solar de Corfo, aseguró a Revista ELECTRICIDAD que esta iniciativa «va a ser con energía solar, a través de electrólisis».

«El primer trabajo que hay que hacer ahora es entender cómo funcionan los camiones y una vez que tengamos los resultados se verá el siguiente paso. Queremos industrializar el uso del hidrógeno como combustible. Tenemos que ver también cómo vamos a hacer la infraestructura de producción del hidrógeno, pero no vamos a trabajar eso en detalle, hasta que veamos los resultados de los camiones», precisó el ejecutivo.

Aplicaciones

Bitran dijo que esta experiencia será de vital importancia para posteriormente ver la factibilidad de contar con aplicaciones de hidrógeno en otros sectores, como en el almacenamiento energético, el cual también puede ser generado mediante la energía solar, aprovechando la disminución de costos que experimenta la tecnología fotovoltaica y la concentración solar de potencia.

Indicó que el potencial del hidrógeno en Chile se enmarca en la necesidad de innovar que tiene la economía local, aprovechando el recurso solar que presenta el norte del país, así como el hecho de contar con la mayor producción de litio y de cobre, pues dijo que estos son insumos clave para el desarrollo de la electromovilidad a escala mundial.

De acuerdo al ejecutivo, el desarrollo de la economía del hidrógeno tiene como uno de sus principales pilares a las tecnologías de energía solar, señalando que las proyecciones apuntan a que sigan disminuyendo los costos de esta fuente energética, por lo que «sin duda la producción de hidrógeno solar se transformará en una de las principales opciones de almacenamiento de energía, a un costo extraordinariamente competitivo con el diésel. Acá tenemos una oportunidad de sustitución de los combustibles fósiles en la gran minería, así que se podría reducir la huella de carbono en las operaciones mineras, aprovechando los bajos costos de la energía solar».

A su juicio, los mejoramientos de la tecnología de producción de hidrógeno y oxígeno se pueden impulsar en Chile «a partir de agua y energía solar, a través de la electrólisis, donde hay caídas dramáticas en los costos de inversión, así que debemos esperar que Chile cambie la proporción de uso de combustible fósil en la producción de hidrógeno».

«Ya tenemos ofertas por debajo de los US$30 MWh en energía fotovoltaica y del orden de US$60 MWh en el caso de la concentración solar de potencia. Sabemos cuáles son los problemas tecnológicos que impiden la reducción de los costos aún más, por lo que los estamos abordando, así que energía barata y limpia en el norte de Chile vamos a tener», precisó Bitran.

Ministerio de Energía

La subsecretaria de Energía, Jimena Jara, destacó el aporte que puede entregar el hidrógeno como combustible complementario con las energías renovables, señalando que se pueden establecer sinergias con los centros de excelencia de Corfo en energía solar y energía marina.

«Para promover las energías renovables el gobierno tiene el imperativo de explorar todas las alternativas que le permitan al país diversificar la matriz energética y facilitar la entrada de nuevos combustibles y, en este proceso, el hidrógeno es uno más de ellos», precisó.

«El hidrógeno puede ser una opción energética que contribuya a satisfacer las necesidades de tener menos emisiones de carbono, por lo que el gobierno tiene el interés de avanzar para estudiar la factibilidad del uso del hidrógeno como una fuente de energía limpia para Chile», añadió la subsecretaria.

Javier Bustos, jefe de la División de Prospectiva y Política Energética del Ministerio de Energía se refirió a las tendencias energéticas en el país a 2050, destacando el potencial que tiene el hidrógeno, como una oportunidad de respaldo para la variabilidad de las energías renovables.

Potenciales

Por su lado Martín Roeb, gerente del Departamento Hidrógeno del German Aerospace Center, sostuvo que el hidrógeno se puede almacenar para complementarse con energías renovables, mencionando la experiencia de Europa y Japón, donde se tiene la intención de desarrollar al 2020 «una cartera de soluciones limpias, eficientes y asequibles que demuestren el potenciaL del hidrógeno como portador de energía producido a partir de recursos renovables».

El director tecnológico de Corfo, Fernando Hentzschel señaló que actualmente el hidrógeno se usa en Chile en las refinerías de petróleo para reducir el contenido de impurezas de la gasolina que se comercializa en el mercado nacional, señalando que su producción con energía solar de bajo costo «podría revertir esta tendencia y abrir una nueva industria de generación de este producto energético para abastecer áreas como el transporte marítimo, almacenamiento de energías renovables y en aplicaciones en la agricultura».

[Piden identificar zonas de almacenamiento energético]