El ministro de Energía y Minas de Perú, Gonzalo Tamayo, afirmó a Revista ELECTRICIDAD que  «durante el quinquenio del presidente Kuczynski, la interconexión eléctrica Perú-Chile será una realidad», señalando que esta iniciativa permitirá generar recursos por exportaciones e importaciones para ambos países.

En la conferencia mundial del cobre, realizada en Santiago en el marco de la semana Cesco 2017, la autoridad indicó que «la interconexión eléctrica es un paso más en la integración. Los países de la región Andina o de la Alianza del Pacífico están buscando una creciente integración en todos los aspectos. En la comunidad andina ya hay trabajos para integración energética, en la Alianza del Pacífico también».

Tamayo planteó que, de todos modos, el proceso es complejo. «El mercado energético tiene una regulación específica en cada uno de los países y al hacer una integración vienen todas las complejidades que implica una regulación cross-border (o de comercio transfonterizo), no solo en cómo armonizar los mercados eléctricos, sino todos los mecanismos de pago, todas las regulaciones, entonces es un proceso más complejo y que creemos que debe ser abordado con cautela», aseveró.

Consultado sobre los beneficios para ambos países que implica una eventual interconexión, el secretario de Estado peruano dijo que, al ser este un tema comercial «hay formas como ambos países se beneficien o los países que se interconecten se beneficien, porque pueden haber, en el caso eléctrico, ciclos hidrológicos distintos».

«Entonces puede haber situaciones en las cuáles los flujos de energía en uno u otro sentido actúen como posibles backup cuando alguno de los mercados tengan problemas. Y va a permitir generar recursos por exportaciones o importaciones para cada uno de los países y es actividad económica adicional», añadió Tamayo.

[Rodrigo Sáez: “El desafío de la interconexión está en un tema regulatorio”]