Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Alza del crudo impacta valor del gas licuado: cilindros suben hasta 10% en Santiago

En la industria comentan que el gas licuado de petróleo (GLP) ha registrado aumentos en el mundo, lo que se suma al tipo de cambio, la inflación y la variación del diésel, importante en los costos logísticos de distribución.

(El Mercurio) El silencioso avance que tuvo el crudo a nivel internacional durante la segunda parte del año pasado impactó al precio del gas licuado de petróleo (GLP), que registró un fuerte aumento en el último año, llegando a superar el 10% para los cilindros de 11 kilos.

De acuerdo a estadísticas alojadas en la Comisión Nacional de Energía (CNE), a enero de 2017 -últimas cifras disponibles- los cilindros de GLP corriente mostraron un alza relevante en todas sus categorías en comparación con igual mes del año pasado.

Para la Región Metropolitana, el cilindro de 11 kilos registró la mayor subida porcentual. Un balón de este tamaño promedió $11.870 en su categoría corriente, equivalente a un aumento 10,23% respecto a igual mes del 2016, la más alta en al menos cinco años.

El segundo incremento más importante lo registró el balón de 45 kilos de GLP corriente, que en enero promedió un valor de $43.284, 9,43% respecto a los $39.555 que marcaba un año atrás.

El cilindro de 15 kilos, en tanto, tuvo una variación del 9,19%, al pasar de $14.346 la unidad en enero de 2016 a $15.665 para el primer mes de este año en la capital. Menor incremento registró el balón de 5 kilos, que subió 7,92% durante el período analizado, desde $6.452 a $6.963.

Al comparar los movimientos entre 2015 y 2016, se evidencia un crecimiento en precios de entre 1,8% y 3%, mientras que un año antes habían bajado alrededor del 20%.

La economista jefe de Econsult, Michèle Labbé, comenta que el GLP y el petróleo son sustitutos, por lo que si uno de ellos sube, presiona al alza al otro. “Por períodos pueden moverse en direcciones distintas, pero en el largo plazo apuntan a la misma dirección porque son buenos sustitutos. Por tanto, que el petróleo haya subido en el año, definitivamente presiona al alza al GLP”, sostiene.

Según datos de la misma CNE, el precio del petróleo Brent promedió en enero de 2016 US$ 30,99 el barril, mientras que a igual mes de este año se ubicó en US$ 54,60.

Labbé sostiene que, a menos de existir una gran disrupción en el mercado, el crudo debería mantenerse en estos niveles, por lo que también el GLP no debería sufrir grandes variaciones.

Fuentes de la industria refuerzan esta idea e indican que el precio del gas licuado, como todos los hidrocarburos, es una función del precio internacional del GLP, del valor del tipo de cambio, de la inflación local y del costo del petróleo diésel, porque este último es un factor relevante de los costos de la cadena de distribución.

Agregan que cuando se combinan todos estos elementos a la realidad de 2017, es decir, alzas del GLP en el mercado internacional, inflación del 2,7%, variación del tipo de cambio y alza del petróleo diésel se transforma en el número final de entre el 9% y 10% de aumento en el valor en Santiago de los balones.

Temas Asociados