Parque eólico Cuel, de 33 MW, ubicado en la Región del Biobío

Monto de inversión proyectada fue un 47% más alto durante 2016 en el Biobío

Energía acaparó un 26% del capital a invertir el año pasado, según datos del Servicio de Evaluación Ambiental del Biobío.

(Diario de Concepción) Durante 2015 se ingresaron 92 proyectos, versus los 82 de 2016. Sin embargo, el monto de inversión en 2016 fue un 47% más alto que en 2015, esto es US$3.043 millones de inversión proyectada, ya que se debe asegurar su aprobación y futura construcción.

Ahora bien, la tendencia de inversión por sector da cuenta que en 2015, 20 de los 92 proyectos ingresados fueron del sector Energía, lo que equivale a un 22% de participación.

Y ya en 2016, la tendencia se consolida, puesto que dicha cartera acaparó el 26% de la inversión proyectada, con fuerte énfasis en Energías Renovables No Convencionales, lo que fue valorado por la seremi de Energía, Carola Venegas.

“A partir de reforzar el rol del Estado, fuimos capaces de crear las condiciones de mercado para que bajaran los precios de la energía. Además, hablamos de energía sustentable, a partir de las energías renovables, lo que es aun más meritorio”, apuntó respecto al rol del sector en la economía la autoridad.

Inversión 2017

Un 69% menos de inversión a la fecha existe este año respecto al 2016, cuando el monto de inversión proyectada alcanzaba los US$243 millones versus los US$75 de 2017.

Dentro de lo más destacable en cuanto a proyectos ingresados este año, está la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto explotación de Canteras Lonco por US$23 millones, todo un hito tomando en cuenta que esta empresa opera desde 1958, cuando no existía institucionalidad ambiental.

Este proyecto tiene por objetivo extraer material pétreo a partir de una cantera localizada en la comuna de Chiguayante, específicamente material pétreo del tipo roca, sobre una superficie aproximada de 6,7 hectáreas. Anualmente se prevé la extracción de 210.000 m3 de material pétreo, los que se encuentran asociados al aumento considerable en la demanda de estos materiales para el uso de obras viales, públicas y privadas.

Adicionalmente, el proyecto contempla la creación de un nuevo botadero (Botadero Norte) y la ampliación de un botadero ya existente (Botadero Auxiliar), los que corresponden a enormes rellenos que forman grandes explanadas en las quebradas del recinto de la Cantera, donde se depositará el maicillo (material inutilizable). Estos tendrán una superficie de 2,1 y 8,3 hectáreas, y el volumen anual de material a depositar será 210.000 metro cúbico aproximadamente, se explica en la DIA.

La empresa explicó que los énfasis de esta DIA son todas las medidas de control que se han incluido orientadas a disminuir los eventuales efectos sobre la comunidad cercana y contribuir a una convivencia correcta entre el proyecto y los vecinos, así como también dar cumplimiento a las exigencias de las distintas reparticiones sectoriales involucradas.

El proyecto contempla además una fase de abandono en la que se comprometieron las obras de estabilización de taludes y canalizaciones de aguas lluvias, entre otras, todas necesarias para garantizar la seguridad a largo plazo del predio.

Los volúmenes a extraer son similares a los que se extraían antes del ingreso al Seia, por ende no se modifican significativamente los niveles de explotación, lo que no supondría nuevos impactos.

Adicionalmente se ha dispuesto de un plan comunicacional local, para mantener constantemente informados a los vecinos de Lonco sobre el quehacer de la empresa.

Sector eléctrico

Otra iniciativa notable que aparece como posible inversión a materializar (US$12 millones) es el proyecto Larqui, de la Empresa Eléctrica de La Frontera S.A.

El proyecto consiste en la construcción y operación de:

  • Subestación eléctrica “Nueva Tres Esquinas”
  • Subestación eléctrica Larqui de 66/23 kV
  • Línea de transmisión “Nueva Tres Esquinas-Larqui” de 11,3 kilómetros de extensión y 66 kV

 

Temas Asociados