Anuncios y transacciones de fusiones y adquisiciones en Chile lograron nivel récord

Solo las operaciones que envolvieron la restructuración de los negocios locales de Enel significaron US$ 8.682 millones.

(El Mercurio) El año recién pasado marcó un hito a nivel local en el nivel de transacciones de compras y ventas de empresas.

De acuerdo a la consultora PwC en base a datos de Bloomberg, en 2016 hubo un récord de anuncios, propuestas y concreciones de transacciones de fusiones y adquisiciones (M&A, en sus siglas en inglés), que en su conjunto totalizaron US$20.445 millones, lo que implica el monto más alto al menos desde 2005. Además, el nivel de estas operaciones durante el año pasado significaron una variación de 140% más que lo que se logró en 2015.

El fuerte de las M&A de 2016 se concentró en la primera parte del año, pues se aglutinaron anuncios, propuestas y concreciones de transacciones por más de US$ 16 mil millones.

El anterior año récord de este tipo de operaciones se registró en 2014, cuando las transacciones ascendieron a US$ 19.550,2 millones.

Factor Enel y operaciones destacadas

Un proceso de M&A suele tomar un largo tiempo desde que se propone hasta que concluye. En medio hay una serie de revisiones ( due diligence ) y negociaciones que pueden prolongar un proceso de compra o venta de empresa por años. Un ejemplo es el caso del holding Enel, conglomerado de energía italiano que lideró una reorganización de las empresas que tenía en Latinoamérica, con especial enfoque en Chile, lo que significó la separación de sus negocios ( spin off ) por unidades estratégicas y posterior fusión con las nuevas estructuras. Estas negociaciones de Enel se iniciaron en años anteriores, pero se concretaron de manera efectiva en 2016. En conjunto, de acuerdo a la base de PwC, las operaciones que comprometieron en 2016 a Enel, Endesa y Chilectra sumaron US$ 8.682 millones, casi la mitad de todos los M&A del año.

Por lo anterior, una alta fuente de un banco de inversión resalta que “pese a las cifras que se ven, hay un bajo nivel de actividad de estas operaciones y mucho de lo que se ve es producto de transacciones que no alcanzaron a cerrarse en 2015”. Un reflejo de lo anterior es que otra de las operaciones destacadas del año pasado, la compra del 50% de la Autopista Central por parte de Abertis en US$ 1.028 millones, se concretó en enero.

En la base de PwC de 2016 incluyen la propuesta de la compra indirecta del 23% de SQM -proceso que fracasó- y que involucraba US$ 3.000 millones; por otro lado, no toma en cuenta la concreción de la compra de Itaú sobre CorpBanca (US$ 1.822 millones) y el ingreso de Prudential a la propiedad de AFP Habitat (US$ 625 millones), entre otras operaciones.

2017 marcado por elecciones

Respecto al dinamismo esperado para 2017 en fusiones y adquisiciones en Chile, el senior manager de Corporate, Finance y Advisory de PwC, Domingo Correa, sostiene que “dada la incertidumbre global del primer semestre quizás sería esperable ver mayor nivel de actividad durante el segundo semestre, pero naturalmente las elecciones presidenciales de noviembre jugarán un rol importante en las expectativas de los inversionistas”. Con todo, Correa recalca que “la expectativa para este año es que el nivel de actividad en M&A crezca levemente”.

Otra alta fuente de un banco de inversión local sostiene que “cuando el riesgo político de las elecciones se despeje, las puntas compradoras y vendedoras se comenzarán a juntar y 2018 sí o sí será mejor en M&A”.

Temas Asociados