Descartando a los países en recesión, Chile fue la economía que menos creció en la región en 2016

Expertos señalan que las cifras moderadas acompañarán a la actividad, por lo menos durante todo el primer trimestre de este año.

(Diario Financiero) La debilidad de nuevo marcó el desempeño de la economía chilena en 2016, terminando por tercer año consecutivo con un Producto Interno Bruto (PIB) alejado de su potencial -estimado entre 2,5% y 3%-, y quedando entre los resultados más bajos de América Latina.

Lo anterior, fue corroborado tras publicarse el lunes el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) de diciembre, el cual arrojó un aumento de 1,2% en la actividad comparada con igual mes de 2015, con lo cual el PIB de 2016 se ubicaría en 1,5%, lo que deberá ser ratificado el 20 de marzo en las Cuentas Nacionales.

Al tomar el resultado y compararlo con el crecimiento esperado para el resto de los países de la región, el rendimiento de Chile solo supera a los países en recesión: Venezuela, Brasil y Argentina, y se ubica por debajo del incremento de 1,9% que tendría la economía colombiana, el 2,2% de México y el 4% para Perú (ver tabla).

Para 2017 el desempeño no sería muy diferente. Y si bien la economía local superaría a México con un avance de 2,1% estimado por el FMI y LatinFocus, se quedaría por debajo del rebote esperado para Argentina.

No obstante, algunas estimaciones privadas, como la EuroAmerica, ya ubican al PIB chileno por debajo del 2%.

Las señales de diciembre

El Imacec de diciembre estuvo algo por encima de lo previsto por el mercado (1%) y la lectura de los economistas fue mixta. Destacaron que se apreció una leve aceleración en el margen, ya que la serie desestacionalizada creció 0,9% en relación al mes anterior, sin embargo Banchile resaltó que la velocidad de crecimiento cayó 1% trimestre contra trimestre.

En el mes, el Imacec minero se redujo 3% cerrando el año con una baja de 2,8% -el peor resultado en cinco años-, mientras que el Imacec no minero subió 1,6%, gracias al aumento experimentado por los servicios y el comercio, “lo que fue parcialmente compensado por la caída de la industria manufacturera”, según indicó el Banco Central.

Las actividades distintas a minería lograron un alza de 1,9% en el año, revirtiendo así la leve aceleración de 2015 (2,6%).

Desaceleración continuará en primera parte de 2017

Los economistas coincidieron en que la actividad continuará con un desempeño moderado por lo menos en el primer trimestre, ya que la mayoría espera un PIB por debajo de 1% para el lapso.

El economista de EuroAmerica, Felipe Alarcón, cree que el primer trimestre será bastante “flojo”, con un incremento de 0,5%, principalmente por el efecto de base de comparación, ya que en el primer período de 2016, la economía creció 2,7%.

“La debilidad nos acompañará por lo menos el primer trimestre. Para el segundo y tercero tenemos proyecciones algo por debajo del 2% y un cuarto trimestre sobre el 3%, ya que ahí nos favorecerá la base de comparación”, indicó Alarcón.

El economista de Banchile Inversiones, Nathan Pincheira, sostiene que a la fragilidad esperada se podría sumar el efecto nocivo sobre la actividad de los incendios y la eventual paralización en la minera Escondida.

En este panorama, el Banco Central optaría por recortar nuevamente la tasa en su reunión de la próxima semana hasta 3% y no sería el único ajuste. “Si bien el efecto de la política monetaria estará acotado por los bajos niveles de sentimiento privado, el central buscaría palear la situación con una TPM menor, en nuestro escenario de 2,5%”, sostuvo el economista jefe de Itaú, Miguel Ricaurte.

Temas Asociados