Foto referencial
Foto referencial

Precio de la energía subió 25% por gestiones en la red para evitar apagón por incendios

El viernes pasado, que en este ámbito fue el peor día, el costo marginal rozó los US$ 115 por MWh, muy por encima de los US$ 47 de hace un año.

(Diario Financiero) Malabares. Esa palabra usan en la industria y en el gobierno para describir lo que ha sido la operación del sistema eléctrico durante la emergencia de los incendios en la zona centro-sur, con el objetivo de evitar un apagón masivo.

Pese a la magnitud y la extensión de las zonas siniestradas, donde se ubican tendidos e instalaciones claves de transmisión, el Coordinador Eléctrico Nacional (que reemplazó a los CDEC y opera la red) cifra en sólo 0,01% del consumo promedio para enero en el Sistema Interconectado Central (SIC) la energía que no se suministró. Esto equivale a 402 por MWh.

Enero cerró con veinte eventos (desconexiones o limitaciones de suministro) entre Atacama y La Araucanía, según el coordinador y en el sector aseguran que esa es una muy buena cifra, considerando que a causa de esta emergencia la red ha estado muy estresada y en varios momentos al borde del blackout.

Mantener la continuidad del abastecimiento requirió no sólo una estrecha colaboración de las eléctricas, el Ministerio de Energía (cuyo titular recibe en forma directa varios reportes al día de los involucrados) y el coordinador, sino que también obligó a presionar los precios.

De hecho, entre el 15 y el 31 de enero el costo marginal en el SIC subió 25% respecto del mismo lapso de 2016. Así este indicador, que representa el costo de la central menos eficiente en un momento y que se usa para valorizar los intercambios entre generadoras, promedió US$ 58,3 por MWh frente a US$ 47 del ejercicio previo.

El peak se dio entre el jueves 26 y el domingo 28, con valores de US$ 70 a US$ 115 por MWh. Ese fue también el momento más álgido de los incendios y el más desafiante para la operación eléctrica del SIC.

En el coordinador precisan que la principal afectación al suministro eléctrico se produjo durante 15 minutos, a partir de las 15:11 horas del día 26, en la Región del Biobío, cuando tres de las cuatro líneas que abastecen a la ciudad de Concepción, la segunda más grande del país, se desconectaron. Esto obligó a realizar maniobras conjuntas entre el coordinador y la distribuidora CGE (que bajó consumos).

Otra zona que tuvo al sistema en vilo fue el sistema troncal (la principal “carretera” eléctrica) en el tramo entre las subestaciones de Charrúa (a la altura de Concepción) y Ancoa (cerca de Linares), donde una de las dos líneas de alta tensión existentes se vio afectada por un incendio, lo que obligó a alterar la operación del sistema porque impidió abastecer a la Región Metropolitana, el principal centro de consumo del SIC, con energía producida en el sur como se hace en esta época.

La solución, comentaron en la industria, fue recurrir a generación del norte de la red que es más cara y que implicó forzar las líneas eléctricas. Esto explica el alza del costo marginal. El lunes los precios volvieron al rango habitual de US$ 50 por MWh.

La tercera zona donde la situación fue complicada se dio en la línea que abastece a Constitución y va desde San Javier, que en la zona de Santa Olga se quemó completamente, siendo el único punto donde algo así ha ocurrido.

Transelec recuperó el tendido en un tiempo récord de cuatro días, lapso en el que esa comuna costera fue abastecida en forma separada del SIC, con generación de una planta forestal de Arauco y otras unidades locales.
Refutan a la fiscalía

“Esa línea estuvo energizada por más de tres horas con posterioridad al momento en que se establece que comenzó el incendio y en el sistema de registro de la actividad de esa línea de transmisión, que es una suerte de caja negra que tienen estos sistemas, no se percibe ningún corto circuito, por lo que en este caso particular no se puede establecer relación entre este incendio y la línea eléctrica”.

Con estas palabras Rodrigo Castillo, director ejecutivo de Empresas Eléctricas, el gremio que agrupa a distribuidoras y transmisoras eléctricas, refutó el argumento que la fiscalía de la Región de O’Higgins, planteó para sindicar a CGE como responsable del inicio del incendio en la zona Nilahue-Barahona, en la comuna de Pumanque, y por la cual el próximo 20 de marzo tiene previsto formalizar al gerente zonal de la concesionaria controlada por la española Gas Natural Fenosa.

En la intervención que realizó en el programa Vía Pública (TVN) el dirigente precisó que la estadística establece que un pequeño porcentaje de los incendios forestales está relacionado con temas eléctricos.

En la industria explican que los sistemas de transmisión cuentan con mecanismos de desconexión que se activan en forma inmediata, en algunos casos en un cuarto de segundo, desenergizando el tendido ante cualquier alteración en la carga que se produzca, básicamente por motivos de seguridad.

La noche del martes, Castillo precisó que la mantención de los tendidos es una labor prioritaria para las empresas, ya que las desconexiones, que interrumpen el servicio, son uno de los componentes que la autoridad fiscaliza con mayor insistencia, en el marco de la normativa de calidad de servicio.

En lo que respecta a las investigaciones en torno a las responsabilidades en el origen, la propagación y la no extinción a tiempo de los incendios que afectan a la zona centro-sur, trascendió que hoy o mañana la Fiscalía del Maule podría tener los resultados de los peritajes realizados, los que podrían derivar en nuevas solicitudes de formalización en contra de empresas, fundamentalmente de CGE.

Fuentes del sector eléctrico comentaron que la intencionalidad es un factor que se ha advertido asociado a instalaciones de transmisión eléctrica, pues en puntos de las tres regiones más afectadas por esta emergencia se han detectado focos bajo los tendidos y en zonas distantes a las áreas de mayor afectación del fuego.

Gobierno alista fondos para reconstrucción y aclara que reasignación no será suficiente

Sacando cuentas están en el gobierno, donde el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés en conjunto con la Segpres evalúan el mecanismo para afrontar la emergencia y post reconstrucción de la crisis incendiaria.
Esta cifra podría estar lista en los próximos días, ya que los ministros de las áreas económicas se mantendrán desplegados en las zonas afectadas para evaluar cómo reactivar las actividades productivas que se han visto golpeadas con el avance del fuego.

“Estamos canalizando toda la energía a través de instrumentos concretos ya instruidos por los ministerios del área económica”, dijo la ministra de trabajo, Alejandra Krauss.

Según Valdés, la reasignación presupuestaria no será suficiente para la reconstrucción, por lo que se evalúan otros mecanismos como “fondo soberanos o saldo de caja que podemos usar dentro de la flexibilidad presupuestaria”, aclaró descartando el envío de una ley especial de financiamiento que signifique un aumento de impuestos, tal como se hizo para el terremoto de 2010.

En todo caso, detalló que la reasignación presupuestaria se destinará para enfrentar la emergencia, en tanto para la reconstrucción se necesitarán recursos adicionales. “La emergencia inmediata se ataca con reasignaciones porque simplemente tenemos la estructura en el gobierno para hacerlo, el ministerio del Interior tiene fondos para emergencia y esos fondos se pueden suplir con reasignaciones en el corto plazo, si es necesario; pero la normalización y la reconstrucción posterior es muy posible que necesitemos recursos adicionales y veremos el mejor mecanismo para hacerlo, ¿cuánto? Es muy pronto para hacerlo, se están catastrando los casos en los próximos días esperamos tener un número”, aclaró.

En tanto, la presidenta Michelle Bachelet precisó que actualmente están operando 52 aeronaves, entre grandes aviones tanque y helicópteros y 9.780 personas están inscritas para beneficios y confirmó el envío en marzo del proyecto de ley que crea el Servicio Nacional Forestal, para potenciar las tareas que cumple la Conaf y de perfeccionamiento a la Onemi, además de la inyección de $ 4 mil millones adicionales para equipamiento y reconstrucción de Bomberos de Chile.

La mandataria señaló que está evaluando un intercambio de los ministros destinados a la zona de fuego y declaró su interés de una pronta visita a la región de Biobío.

Incendios son los más destructivos desde 1967: cada uno consume 147 hectáreas en promedio

Ministerio Público eleva a 65 los formalizados por incendiosLa actual temporada de incendios, que se inició el 1 de julio, no solo tiene el registro de hectáreas afectadas más alto de la historia, sino que podría catalogarse como el más destructivo por foco.

En esta temporada van 3.072 incendios, los que han destruido 147 hectáreas en promedio cada uno, la cifra más alta desde 1967, donde los 507 siniestros promediaron 120 hectáreas cada uno, según el informe histórico de la Conaf.

El 2016 este indicador fue de 6,2 hectáreas, por lo que este año ya es 22 veces más.

Si bien, el número de siniestros ha disminuido en los últimos días, la cantidad de superficie consumida por las llamas no. Solo en la zona centro-sur del país se han quemado más de 350 mil hectáreas, de un total de más de 570 mil a nivel país. Esto se da en un contexto donde las altas temperaturas han sido una tónica. “Enero, desde el día 1 hasta el 31, no bajó de los 31º, lo que es inusual”, dice Horacio Gilabert, investigador asociado del Centro de Cambio Global UC. La temperatura más alta que se había registrado a la era de 37,3° en el verano de 2016 en Santiago, pero este año el récord fue 37,4°.

Toda esta tendencia ha abierto el debate en torno a cuánto influye en todo este fenómeno el cambio climático.

Para Gilabert, las altas temperaturas que se han registrado tienen relación directa en los incendios, ya que “se seca la materia muerta. Pasto, ramas, ramillas. El calor mantiene los árboles muy secos, con bajo contenido de humedad, lo que básicamente se traduce en que hay una fogata lista para encenderse. Las temperaturas son un facilitador de los incendios”, dice.

Un informe del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia, (CR)2, de la Universidad de Chile, muestra que en el periodo 2010-2014 en Chile hubo una megasequía producto de un aumento de temperaturas en el país. El documento asegura que durante ese periodo hubo un aumento del 27% en el número de incendios de gran magnitud (sobre 200 hectáreas). “La superficie forestal quemada en la zona centro-sur ha aumentado un 70% durante la megasequía”, establece el informe.

Ministerio Público eleva a 65 los formalizados por incendios

El Ministerio Público informó que los formalizados por los incendios llegaron a 65 ayer, luego que 8 imputados más, provenientes de las regiones de O’Higgins y el Maule, pasaran a control de detención. La fiscalía mantiene un total de 295 causas abiertas desde noviembre. Del total de formalizados, 11 permanecen en prisión preventiva, donde cinco casos son de O´Higgins, dos de Valparaíso, dos del Maule y dos del Biobío. Las medidas cautelares más frecuente han sido la firma quincenal, que afecta a 17 personas; los arraigos, que se han aplicado en 15 casos, y las firmas mensuales, que afectan a otros 15 sujetos. Todo esto, en el marco de las investigaciones que se realizan para determinar las responsabilidades.
Respecto de los focos de incendio, ayer se activó un siniestro en el cerro Lonquén, en Talagante, próximo a llegar al vertedero Santa Marta, lugar ya fue afectado por un incendio en enero del año pasado.

Valdés ve posible mayor efecto de huelga en Escondida en economía

El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, hizo un llamado a la calma por los efectos económicos de los incendios en distintos sectores de las regiones de O’Higgins, El Maule, La Araucanía y el Bío Bío. “No queremos aventurar números que no tengan una base”, dijo en radio ADN, pero planteó que “probablemente se vea en el PIB, pero no será una catástrofe macroeconómica para nada”.
“El Imacec de enero y el de febrero probablemente tengan rasgos de esto, pero la huelga que se votó hoy (ayer) en Escondida, por ejemplo, posiblemente tenga un efecto incluso mayor”, sostuvo.
Sobre el bajo crecimiento en la última parte de 2016, sostuvo que “pasamos por un bajón en el último trimestre”, y adelantó que “el primer trimestre (de 2017), dado lo que está pasando, probablemente también tenga algo de cifras malas”.

[Coordinador Eléctrico Nacional: energía no suministrada por incendios forestales llegó a 400 MWh en enero]

Temas Asociados