(Pulso) Las llamas llegando hasta las cercanías de centros urbanos de la Región del Biobío fue tal vez una de las dramáticas imágenes que se dieron en la jornada del jueves en el marco del combate de los incendios que afectan distintas zonas del país.

La tragedia forestal, que hasta el cierre de esta edición ha cobrado diez víctimas fatales, mantiene afectada una superficie de 289.974 hectáreas, con 51 incendios activos, de un total de 142 siniestros, según Conaf.

De acuerdo a lo consignado por radio Bio Bio, el violento fuego que sacudió la entrada nororiente de Concepción, puso en apuros la comisaría de Carabineros que se vio cercada por las llamas, por lo que debió ser desalojada. Asimismo, se debió evacuar a los habitantes de Vilumanque, en las cercanías de Penco.

La misma radio señaló que Carabineros pidió a las familias de la villa San Luis, en el sector de Pedregal, a unos 15 kilómetros de Los Ángeles, que evacuaran sus hogares incendio forestal que amenaza la zona.

A su vez, Radio Cooperativa dio cuenta de 12 focos de fuego activo en la comuna de Cauquenes, en la región del Maule. Dado ello, se llamó a la población a trasladarse hasta el sector La Cruz, donde se habilitó una zona de seguridad.

En tanto, CGE Distribución informó en un comunicado que está reconstruyendo las líneas afectadas por los incendios, señalando que se han quemado cerca de 120 kilómetros de líneas de media y baja tensión. “Ya han sido reconstruidos aproximadamente 40 kilómetros en O’Higgins, sin embargo, la zona crítica continúa siendo Maule”, indicó.

“Los mayores esfuerzos se están concentrando en la región del Maule, dada la intensidad de la emergencia”, señaló.

Mientras, el Ministerio de Energía afirmó que no existe riesgo en la generación de electricidad para el país, ante versiones de que se producirían cortes de energía en distintos puntos del país.

[Fiscal dice que 15% de incendios son de naturaleza eléctrica y firmas llaman a no prejuzgar]