Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

La lucha de las empresas de tecnología por hacer sus data center sustentables

Sistemas de refrigeración naturales y energías renovables son las principales tendencias que los data center están utilizando en sus instalaciones. No sólo por una conciencia medioambiental, sino porque el negocio lo está exigiendo.

(Pulso) El mercado de proveedores de data center en Chile alcanzó ingresos por US$396,7 millones en 2016, según datos de IDC, lo que significa un crecimiento de 5% respecto a 2015. Con esto, el mercado de los centros de datos es cada vez más importante en nuestro país, e incluso es un polo a nivel de América Latina.

Pero el procesamiento informático genera una gran cantidad de calor y los servidores requieren una enorme infraestructura de refrigeración y energía para su funcionamiento. Esto no sólo es costoso, sino que además puede significar un impacto en términos medioambientales. Por eso, las compañías que poseen data center están subiéndose al carro de la sustentabilidad.

A nivel mundial, el consumo de los centros de datos aumenta cerca de 6% anual. Por eso, las soluciones para hacer más eficiente el consumo producto del procesamiento de los datos, más que un tema de conciencia medioambiental, es una prioridad para el negocio informático.

Gigantes como Facebook, Apple, Amazon y Google comenzaron hace algunos años a visualizar este tema, creando modernos sistemas de ventilación y refrigeración para sus instalaciones. Incluso, varios construyeron centros de datos en zonas climáticamente más frías como Alaska, Islandia y Finlandia.

En este contexto, Google anunció recientemente que su centro de datos ubicado en la comuna de Quilicura (el único del Hemisferio Sur y de América Latina), utiliza un 100% por energías renovables, principalmente gracias a la planta fotovoltaica El Romero, ubicada en el Norte Chico, cuyo dueño es la española Acciona Energía.

Ayer, por primera vez Google mostró su data center, donde claramente la palabra sustentabilidad es el pilar de la operación. Florencia Bianco, gerente de asuntos corporativos de Google Latam anunció que en 2017 la compañía será carbono neutral. “Las empresas tenemos la obligación de liderar un crecimiento sustentable y lograr un uso eficiente de los recursos. Y, justamente, el mayor consumo energético de nuestra compañía proviene de los centros de datos”, dice Bianco.

A nivel mundial, cada centro de datos de la firma de Mountain View se adapta a las condiciones ambientales, y por eso en Chile optaron por la energía solar. La planta fotovoltaica El Romero se puso en marcha oficialmente los primeros días de noviembre pasado, siendo la más grande de Latinoamérica, con 246 MWp de potencia máxima, de los cuales 80MW serán sólo para Google. Además, esta instalación posee 776.000 módulos fotovoltaicos con una superficie de captación de radiación solar de 1,5 millones de m2, lo que equivale a cerca de 211 canchas de fútbol profesional.

Pero Google no es la única compañía tecnológica en Chile que está utilizando las energías renovables no convencionales (ERNC) para sus data center. Este año, la energía utilizada por los data center de IBM en Chile será 100% renovable. La multinacional inauguró hace cerca de cuatro años su segundo centro de datos ubicado en la comuna de San Bernardo.

Sonda tampoco se ha quedado atrás. Sergio Rademacher, gerente corporativo de Servicios de Data Center y Cloud de Sonda indica que indirectamente utilizan ERNC “ya que una parte importante de la matriz energética de Chile está basada en ellas, pero esta situación mejorará más aún con la nueva licitación energética, donde la principal fuente del suministro provendrá de energías limpias”, comenta Rademacher.

Freecooling

La sustentabilidad en los centros de datos no sólo tiene que ver con energías limpias. El mismo diseño y construcción de las instalaciones, la disposición de los racks de servidores y el funcionamiento en general debe estar acorde con fuertes sistemas de refrigeración.

En este aspecto, crece la tendencia de los sistemas de “freecooling”, que se refiere a bajar la temperatura de los servidores utilizando la menor cantidad de energía posible. “Por ejemplo, en nuestro data center de Quilicura se implementó tecnología freecooling, que permite que tengamos uno de los coeficientes de eficiencia (PUE, su sigla en inglés) más bajos de la industria, alcanzando un PUE de 1,25, apunta el ejecutivo de Sonda. En el caso de Google, el PUE es de 1,12.

La arquitectura de los centros también es importante. “En Chile, IBM implementa métodos de construcción modular, disminuyendo el costo inicial de construcción y la operación de los sitios a la vez de proporcionar crecimiento futuro que se adapta a las necesidades del mercado”, explica Héctor Farfán, gerente de proyectos de Data Center de IBM Chile.

La nube verde

Los data center tienen un gran punto a su favor. El gran crecimiento de los servicios bajo el concepto de cloud computing ha hecho que más empresas y usuarios tengan sus datos en “la nube”, lo que optimiza el espacio en disco duro de los data center en general.

En el caso de Google, esto se hace aún más patente, ya que esta compañía funciona con sus servicios en la nube.

El paso que ya está dando la compañía californiana en sus data center, es lo que se denomina “Machine Learning”, que básicamente es el aprendizaje del comportamiento de los usuarios, para así predecir qué necesitan. Es una forma de ponerle nombre a la Inteligencia Artificial (IA). Pero siempre en sus data center 100% renovables. “La nube de Google es verde”, concluye Florencia Bianco.

Temas Asociados