Un total de 4,6 MW instalados en todo el país registra la generación distribuida, destinada al autoabastecimiento de energía a partir de sistemas fotovoltaicos instalados en clientes regulados, donde los excedentes generados pueden inyectarse a la red eléctrica, según informó Sebastián Arroyo, Profesional de la División de Energías Renovables del Ministerio de Energía.

El impulso a la generación distribuida es desarrollado por el Ministerio de Energía con el apoyo del Programa 4e de GIZ Chile, donde también se realiza el Programa de Techos Solares en edificios públicos.

Arroyo destacó el aumento de conexiones que experimenta la generación distribuida en hogares y el pequeños comercio e industria, donde la instalación de sistemas fotovoltaicos para estos fines se acerca a 500 proyectos a lo largo del país, siendo el sector residencial el que más demanda este tipo de tecnologías con un 56% de las conexiones.

Según el Profesional también se anota una disminución en los tiempos de tramitación para instalar el sistema fotovoltaico, pasando de casi 400 días promedio en 2014 a menos 150 días, debido a las modificaciones que se efectuaron al reglamento de la generación distribuida, donde se establecieron tiempo más rápidos en la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) para recepcionar los documentos de los interesados en acogerse a la iniciativa.

Además se estipuló una tramitación en línea dentro de la SEC para agilizar la entrega de las solicitudes de conexión, por lo que en septiembre y octubre de este año se recibieron más de 100 requerimientos.

Techos Solares

Guillermo Soto, jefe del Programa de Techos Solares Públicos del Ministerio de Energía, destacó los avances de esta iniciativa, explicando que a la fecha se han adjudicado 99 proyectos para instalar sistemas fotovoltaicos en edificios a lo largo del país, de los cuales 42 ya están conectados, con una capacidad instalada total de 3 MW.

Para este año el objetivo del programa es instalar 1 MW adicional, mediante la adjudicación de más proyectos de este tipo, aprovechando la disminución de precios en los proyectos adjudicados, que pasó de US$4 a US$1,14 por Wp.

[Avanza proceso de elaboración de nuevo marco regulatorio de la distribución eléctrica]