(Diario Financiero) No era para nada sorpresa que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) subiera las tasas en su reciente reunión, de hecho el mercado pronosticaba en un 100% que el alza venía. Pero si los operadores de Wall Street apostaban a que en 2017 serían dos los incrementos, en la última conferencia de la presidenta de la institución, Janet Yellen, quedó claro que serán tres, una mayor velocidad que el mercado no tenía considerada.

Esta noticia repercutió principalmente en el dólar, moneda de referencia que tomó fuerza a nivel global debido a que las señales de la Fed dan a entender un mayor fortalecimiento de la economía norteamericana.

Impacto directo tuvo esta reacción en Chile donde ayer el dólar subió con fuerza hasta quedar en $ 666 desde los $ 655 en que había cerrado el miércoles.

Claro que el efecto en el peso chileno fue bastante mayor al de otros países, de hecho, la moneda local fue la que perdió más valor frente al dólar de la canasta de monedas emergentes durante la jornada.

Aspecto que se vio influenciado por la última reunión de Política Monetaria del Banco Central, que con su cambio de sesgo a la baja potenció la depreciación de la moneda local.

Así es como todo indica que la divisa estadounidense puede seguir subiendo en nuestro país en los próximos días, comentan desde el mercado.

“Acorde con lo previsto, los fundamentos económicos son coherentes con una moneda local algo más depreciada para el corto plazo”, señalaron desde Bci, añadiendo que el mensaje del Central en el IPoM del próximo lunes, debería entregar señales favorables para prontos recortes de tasa de interés.

“Considerando los movimientos en el escenario externo, ello podría entregar sustento depreciativo adicional para el peso chileno”, sostuvieron.

Euro en su menor nivel desde 2003

Otro de los que sufrió -y lo viene haciendo hace un tiempo- es el euro. La moneda del viejo continente sigue marcando récords y se acerca a la paridad.

Ayer la divisa comunitaria incluso bajó en algún momento de la barrera de los US$ 1,04, pero durante la jornada terminó sobre esa cifra, de todas maneras su menor valor desde 2003.

Bolsas de Europa en máximos del año

Y mientras las monedas del mundo perdían, las bolsas celebraban, especialmente las de Europa, donde los inversionistas vieron con buenos ojos la debilidad del euro, ya que ven un impulso a sus exportaciones.

Con ello, las plazas bursátiles del viejo continente alcanzaron su nivel más alto del año impulsadas por los fuertes incrementos de los sectores bancarios que se beneficiaron por el alza de los rendimientos de los bonos de corto plazo del Tesoro estadounidense, que tocaron máximos en más de siete años.

Con esto, el FTSE MIB de Milán subió más de 2% ayer, mientras que el Ibex 35 de Madrid lo hizo en 1,33%.

Cobre y petróleo caen

Por otra parte, con el fortalecimiento del dólar, los commodities sufrieron las consecuencias. Uno de ellos fue el cobre que ayer descendió casi 1% a US$ 2,57 la libra en la Bolsa de Metales de Londres.

Claro que para el metal las dudas vienen desde hace varios días con las alzas en los inventarios que para algunos suponen dudas en la real fortaleza de la mayor demanda que muchos expertos han previsto para el metal.

El petróleo también mostró bajas tras la decisión de la Reserva Federal y su posterior impacto en las monedas. En el caso del WTI bajó 0,22% a US$ 50,95, mientras que el Brent lo hizo en 2,47% a US$ 51,33 el barril.

Pese a que es considerado como un activo de refugio, el oro también cayó ayer. El metal lo hizo en 2,45% a US$ 1.132,45 la onza, su menor valor desde inicios de febrero de este año.

ATRACTIVO DEL MERCADO DE BONOS LOCAL SE MANTIENE

El alza de tasas por parte de la Fed para diciembre era esperada, las encuestas lo decían con claridad y el mercado lo tenía incorporado, sin embargo, el mensaje de la entidad el miércoles fue un poco más allá, lo que provocó que de todas formas las tasas de los bonos del Tesoro estadounidense subieran de forma relevante, hasta un 2,58% al cierre de ayer.

Por su parte, para Chile las proyecciones no señalan que los cambios puedan ser muy relevantes en lo que al mercado de bonos se refiere.

De acuerdo a Sebastián Vives, gerente de inversiones local de MCC «por ahora el escenario para Chile se mantiene, es decir, bajo crecimiento y pocas presiones inflacionarias, dejando espacio para que el BCCh baje la TPM durante 2017, con lo cual no deberíamos ver alzas en las tasas tanto en pesos como UF». Mientras, un efecto por alza futuras de la Fed estaría dado por cómo le pegue al tipo de cambio. «Un dólar sobre $685, generando presiones inflacionarias, no permitiría que el BCCh comience un periodo de baja de tasas», agrega Vives.
Por otra parte, señalan los especialistas que las tasas en Chile siguen siendo atractivas al compararlas con las del mercado estadounidense.
Lo que sí aparece como un factor relevante que podría quitarle atractivos al mercado chileno de bonos, motivando una salida de extranjeros, es una baja en la clasificación de riesgo de Chile. «Dado que las tasas continúan siendo atractivas en Chile, la percepción de riesgo es lo que puede generar que los inversionistas busquen otras alternativas».