(El Mercurio) Contra todos los pronósticos, incluso de los más optimistas del mercado. Así fue ayer la apertura de las ofertas económicas de las licitaciones de suministro eléctrico, en donde los precios -de cuatro propuestas solares- llegaron a mínimos de US$ 29 por MWh, bastante más abajo que en la subasta anterior donde el mayor esfuerzo que hicieron algunas generadoras fue en torno a los US$ 65 por MWh. No obstante, la apuesta más cara alcanzó los US$ 110 por MWh en el actual concurso.

Según estiman de forma transversal los expertos, los mayores perdedores de este proceso serían los incumbentes, y por sobre todo Colbún, del grupo Matte, que ofertó entre US$ 61 y US$ 76, pese a que se le vencerán cerca del 53% de los contratos antes de 2022. En segundo lugar estaría AES Gener, eléctrica a la que se le vencen cerca del 20% de los contratos e hizo una serie de apuestas que involucran también a Alto Maipo y Guacolda. Estas podrían quedar todas fuera del concurso por apostar con precios que estarían o muy cerca del límite de adjudicación o por sobre este, prevén en el mercado. Engie Energía Chile (ex E-CL) también se vería perjudicada con los precios ofertados en estas licitaciones. Entre los cuatro grandes, Endesa Chile sería la única que saldría con la frente un poco más en alto de este proceso. Su apuesta fluctuó entre US$ 49 y US$ 64,9, tarifas que le permitirían adjudicarse parte de la oferta por la que apostaron, aunque no toda, prevén en el sector.

Un cambio total

En el gobierno ven que estas licitaciones podrían provocar una rebaja de hasta 20% en las cuentas de luz a partir de 2021. En el mercado celebran los resultados obtenidos, pero alertan que esto cambiará de manera relevante las condiciones de la industria y algunas empresas -principalmente las incumbentes o generadoras tradicionales ya presentes- deberán revisar sus políticas de comercialización y su modelo de negocio.

No obstante, vienen dos nuevos concursos para suministrar a clientes regulados que suman un total de 19.900 GWh, por lo que los actores que no lograron posicionarse en este proceso podrían volver a ofertar.

Hoy se adjudicarán los 12.430 GWh/año que se están licitando, y en el mercado piensan que los precios estarían por debajo de lo que esperaba el mercado (corredoras como LarrainVial, Santander e Itaú estimaron un precio promedio de US$ 50 por MWh). Aunque el resultado del proceso sería relativamente parejo entre proyectos ERNC y otros convencionales existentes, representados principalmente por Endesa, señalan fuentes del mercado. Las corredoras ya advirtieron que estas licitaciones podrían provocar una alta volatilidad en la Bolsa local, dado que no habrá claridad para estimar los flujos futuros de las eléctricas, dado el riesgo de que no ganen contratos por la alta competencia de las ERNC.