En una ceremonia a la que asistieron los embajadores de Suiza y España, Edgar Dörig y Carlos Robles, respectivamente, se inauguró el centro de entrenamiento solar de ABB en Chile ubicado en Vicuña Mackenna, Ñuñoa, Santiago.

Se trata de 60 módulos fotovoltaicos policristalinos configurados a través de 2 inversores modelo TRIO de 7,5 kW que juntos suman 15 kW. Actualmente se generan unos 1.959 kWh al mes, lo que evita emisiones de 9 toneladas métricas de CO2 al año.

“Además de generar energía para el autoconsumo, el objetivo es contar con un laboratorio de pruebas para clientes, estudiantes, miembros de la academia y colaboradores, ya que está conectado al sistema de control DCS Symphony Plus, lo que permite el monitoreo, supervisión y control remoto del centro. Queremos que las personas puedan cambiar parámetros, visualizar indicadores de desempeño y trabajar con sus equipos de mantenimiento en ABB University”, explicó Marcelo Schumacker, Country Manager Director de ABB en Chile.

Según informó la empresa, «la conexión de los inversores solares y la estación meteorológica con el sistema Symphony Plus se realiza mediante el protocolo ModBus TCP. A esto se suman las plataformas Web de monitoreo remoto: ABB Symphony Remote y ABB Aurora Vision, esta última se conecta directamente a los inversores. Ambos sistemas permiten capturar datos para el monitoreo de los parámetros principales del centro, que comenzó a funcionar en diciembre de 2015».

Para Mauricio Mazuela, gerente División Power Grids de ABB en Chile, la nueva instalación «revalida la base instalada que la compañía tiene en materia de renovables en el país, la que en los últimos 4 años, sólo en plantas solares, alcanza los 1.200 MW de los 1.300 MW que existen actualmente en operación, proyectos que se traducen en una disminución de emisiones de CO2 equivalente a 1.000 toneladas métricas por año».

[ABB en Chile y Municipalidad de Ñuñoa firman carta de intención en beneficio de liceos técnicos de la comuna]