(Pulso) La compañía de vehículos eléctricos Tesla anunció durante la noche de ayer una oferta para adquirir al fabricante estadounidense de paneles solares SolarCity, en una operación que podría alcanzar hasta los US$2.800 millones.

Se da la circunstancia de que el cofundador y consejero delegado de Tesla, Elon Musk, es también confundador y presidente de SolarCity, una empresa con sede en San Mateo (California) y dirigida por Lyndon Rive, primo de Musk.

En una carta a Rive y que también fue publicada en el blog de la empresa, Musk propuso adquirir las acciones de SolarCity a un precio de entre US$26,5 y US$28,5 por título, lo que representa un incremento de más del 20% respecto al valor de las participaciones de la empresa de paneles solares al cierre de los mercados el martes.

«A la junta de directores de Tesla le ilusiona la idea de una potencial combinación del negocio de SolarCity con el de Tesla. Creemos que las posibilidades para el producto, servicio y sinergias operacionales serían sustanciales», apuntó Musk en su misiva.

«Esto es algo en lo que llevamos pensando varios años. Pero el momento pareció ser este», aseguró Musk en una rueda de prensa telefónica, en la que explicó que Telsa está aumentando la producción de baterías que se usan en conjunción con los paneles solares, fabricados por SolarCity.

Tras conocerse la propuesta, las acciones de Tesla se hundieron un 12% en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los mercados en Wall Street, mientras que las de SolarCity se dispararon un 15%.

[Chile, el país más rico en litio, podría quedar al margen del auge de los autos eléctricos de Tesla]