(Diario Financiero) Como una recuperación histórica y un balance positivo calificó Corfo el crecimiento del uso de la Ley de Incentivo Tributario de I+D (Investigación y Desarrollo) -que permite a las empresas rebajar de los impuestos un 35% de sus recursos invertidos en actividades en esta área- la que registró un aumento de 80% en 2015 respecto de 2014.

El vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitran, señaló que en 2014 el monto llegó a $ 33 mil millones, mientras que en 2015 ascendió a $ 59.913 millones, destacando que esto se dio en un período de crecimiento lento, siendo un resultado “sorprendente” que “augura un buen comportamiento de la innovación a futuro y por lo tanto de la productividad”.

Un alza que atribuye a una mayor capacidad de difusión y conocimiento de la ley por parte de las empresas, y al trabajo de Corfo con esfuerzos asociativos, combinando los beneficios que otorgan a las compañías.

Bitran recalcó la importancia de haber realizado un cambio desde una lógica de captar innovación para el mundo, buscando sólo innovaciones disruptivas, a una que acogiera y apoyara innovaciones para el mercado, considerando su relevancia para Chile.

ese a los números positivos, Bitran comentó que entre los obstáculos y desafíos para cambiar la composición de la economía, está la incorporación de la innovación tecnológica como parte central de la estrategia de negocios de las compañías, y la cooperación entre estas, puesto que “sólo un 7,3% de ellas hicieron innovación en conjunto con otras empresas, proveedores o universidades”, precisó.

Las áreas de trabajo priorizadas en 2015 fueron la tecnología para acuicultura, alimentos saludables, tecnología para minería, industria solar y capital humano.

En términos de sectores la mayor cantidad de postulaciones vino desde empresas del área de recursos naturales, y las menos activas, las de manufactura y metalmecánica.

“Hoy hay una declinación del sector manufacturero, pasamos del 20% del PIB al 10% y no observamos que se enfrente esa declinación a través de la innovación, como por ejemplo, con nuevas tecnologías para manufactura avanzada o para el sector energético”, dijo.