(Soy Chile) Durante el año 2010, se creó el proyecto L&E, Lácteos y Energía, a cargo de una sociedad conformada por Schwager y Molino Bio Bio S.A, quienes a través del suero obtenido por la industria lechera y los residuos líquidos industriales (riles), obtienen materia orgánica con un alto contenido de metano, lo que genera el biogás.

En la actualidad, el Comité Asesor Regional del Proyecto (CARP), integrado por organismos públicos y privados, desarrolla líneas de acción orientadas a la generación de esta energía, mediante las herramientas que entregan las políticas públicas en base a este tipo de iniciativas sustentables.

Desde el año 2014, en la comuna de Purranque, provincia de Osorno, se ubica la primera planta de biogás de la región, capaz de producir 72 mil metros cúbicos de biogás al mes, lo que permite reemplazar 180 metros cúbicos de leña, utilizado para el funcionamiento de la caldera.

En una vista al lugar, por parte del Comité Asesor, Javier García, Seremi de Energía, comentó que “esta actividad tenía relación con los avances de los proyectos en biogás en la región. Luego de eso, tuvimos una visita en terreno a una planta productora lechera, donde la energía consumida es a través de desechos orgánicos, producidos por la lechería, y hoy día son transformados en biocombustible y que alimentan todo el proceso productivo de la planta”, relató la autoridad.

Jorge Pasminio, Seremi del Medio Ambiente, explicó por su parte que en relación a este proyecto, “Chile debería crecer en esta tendencia de la generación de Biogás. Primero, como la producción energética es escasa, es bueno tener un sustituto. Segundo, la región posee la materia prima por la distribución de zonas agrícolas en las provincias de Osorno, Llanquihue y Chiloé”.

[Camchal realizará curso en torno a los beneficios del biogás]