Una nueva emergencia medioambiental se registró en la bahía de Quintero, Región de Valparaíso, luego que pasada la medianoche de este jueves 13 de agosto se produjera el derrame de hidrocarburos por la fisura del casco del buque tanque “Doña Carmela”, fletado por Agunsa, ubicado en el terminal barcaza de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), en momentos en que cargaba hidrocarburo tipo IFO 380 en la Barcaza Terminal de ENAP.

“El derrame de combustible en Quintero no es crudo sino que otro tipo de hidrocarburo”, explicó el gobernador marítimo de Valparaíso, Rodrigo Vattuone, quien añadió que la autoridad marítima desplegó barreras de contención y se encuentra recuperando el hidrocarburo derramado con barreras y paños absorbentes al costado de la nave.

Junto con la Armada, las empresas ENAP, Oxiquim, Copec, Ventanas, GNL y Asimar activaron sus planes de contingencia.

Vea también: Autoridad pesquera evalúa efectos de nuevo derrame de hidrocarburo en Quintero

La embarcación fue visitada por el capitán de puerto de Quintero, el fiscal marítimo de Valparaíso, el inspector de máquina de la Comisión Local de Inspección de Naves de la Gobernación Marítima de Valparaíso y el jefe de División Terminal Marítimo Quintero ENAP, junto con personal técnico.

Enap

Por su parte, la Empresa Nacional del Petróleo (Enap) emitió un comunicado donde aseguró que tras detectar la situación, se detuvo de inmediato la carga y se dio aviso a la autoridad marítima y se activó el plan de contingencia del Terminal, iniciando la contención del producto, confinándolo a un costado de la nave.

“El volumen y causas de esta emergencia están siendo investigados por la autoridad marítima. Sin embargo, un chequeo preliminar dio cuenta de una fisura en el casco de la nave ‘Doña Carmela’ de la empresa Agunsa, que coincide con la ubicación del estanque que se estaba cargando y que presumiblemente ocasionó el derrame”, precisó la compañía estatal.

De igual manera, manifestó que junto con lamentar la situación ocurrida, han puesto a disposición de la autoridad correspondiente y la empresa afectada, “todos los equipos disponibles para la contención de derrames, personal técnico calificado para enfrentar este tipo de situaciones, los convenios de monitoreo ambiental que mantiene con las caletas de pescadores de Horcón, Ventanas y Caletas Unidas de Quintero, y el monitoreo aéreo permanente a través del sobrevuelo de un helicóptero en la bahía de Quintero y alrededores”.

En tanto, el gobernador marítimo sostuvo que hay buenas condiciones climáticas para trabajos de absorción del hidrocarburo derramado.