(Diario Financiero) Inversiones por casi US$ 2.000 millones realizará en los próximos años E-CL, la mayor generadora del Sistema Interconectado del Norte Grande (SING). El alto nivel de este programa demandará una ingeniería financiera sofisticada a la compañía, que tiene una generación de Ebitda de unos US$ 300 millones.

Sin embargo, la compañía tiene un plan que permitirá contar con ese capital, a la vez que se compromete a defender su rating crediticio. La estrategia comprende cinco pilares, según revela Carlos Freitas, CFO de la generadora, los que van desde préstamos hasta aumentos de capital y venta de activos no estratégicos.

Para entender el nivel de financiamiento que se requiere, el ejecutivo cuenta que en diciembre participaron de una licitación del gobierno de suministro de energía, ganándose un PPA (power purchase agreement) por quince años. «Eso ha gatillado una nueva central a carbón que estamos construyendo en Mejillones, más un puerto, que demandarán inversiones por US$ 1.100 millones. Además, ya estábamos construyendo una línea de transmisión entre el SIC y el SING, llamada TEN, por US$ 860 millones», explica Freitas.

Los pilares del plan

El primero de los pilares de la estrategia de financiamiento es conseguir una línea de crédito. «En las próximas semanas la vamos a firmar; estamos en las últimas conversaciones. Será una línea flexible, que permitirá girar y prepagar, con cinco bancos internacionales por US$ 270 millones», cuenta el CFO. Además de eso, E-CL está vendiendo un 50% de la compañía TEN, que está construyendo la línea de conexión SING-SIC. «Eso está avanzado y recibimos en mayo las propuestas no vinculantes de varios interesados. Ya elegimos una lista corta y el lunes (hoy) partimos con la fase dos, que es dar acceso a un data room a los interesados, de modo que a inicios de septiembre estén las ofertas vinculantes y el cierre de la transacción sea a fines de año», cuenta el ejecutivo, quien prefiere no revelar ni el número de firmas que están en la lista corta ni sus nombres. En todo caso, cuenta que en un inicio firmaron acuerdos de confidencialidad con casi 30 interesados.

[30 empresas están interesadas en asociarse con E-CL en interconexión]

Un tercer pilar del plan es conseguir un project finance, por US$ 600 millones, fondos que irán a TEN. Freitas cuenta que en julio partirán las conversaciones y que la idea es que sea a un plazo de doce a 18 años.

A esto se suma una decisión, tomada en la última junta de accionistas, de rebajar el pago de dividendos desde 100% a 30%. «Tenemos una política de dividendos flexible, cuando hay más capex, pagamos menos dividendos y así, viceversa», explica.

Lo que vendrá

«Un quinto pilar es hacer un aumento de capital y/o venta de activos no estratégicos de la compañía. Actualmente, E-CL es dueña de un puerto en Tocopilla y de unos 2.400 km de líneas de trasmisión, además de TEN, y podríamos empaquetar y vender a un socio minoritario. La idea es buscar un socio para ambos activos», dice Freitas.

-¿No hay intención de vender todo?

-Eso será evaluado. Por ahora no sabemos si venderemos 20% u 80%. Lo que sí sabemos es que tenemos activos que no son estratégicos, como sí lo es la generación, y nos hace sentido vender para que ésta se encuentre más financiada.

-¿Cuándo podrían tomar la decisión de ir o no por el aumento de capital y la venta de activos?

-Va a tomar algo de tiempo. Pero no pensamos hacer un aumento de capital este año. El foco son los otros cuatro pilares.

-¿Podrían considerar otra opción para sumar a este mix?

-También podríamos tener un bono híbrido, que tiene características de equity, pero eso lo evaluaremos en el futuro, quizás en 2016-2017. Pero para el corto plazo, son los otros pilares, los cuatro primeros, a las que les dedicamos tiempo y atención. El aumento de capital es posible así como venta de activos no core.

La estrategia financiera -¿Sale mejor conseguir un socio, y no endeudar tanto la compañía, o sería mejor tener más créditos?

-E-CL tiene un nivel de rating que es muy bueno. Ha tenido dos upgrades por S&P y Fitch en el último año o año y medio, y eso porque hemos ido bajando la deuda de la compañía. En marzo de 2013, el ratio de deuda neta/Ebitda era de 2,5 veces y hoy es de 1,5 veces. Esto es porque estamos comprometidos a defender nuestro rating. La deuda de la compañía va a aumentar, pero no demasiado para no exponer el rating de la compañía en riesgo.

-¿Hasta cuánto podría subir?

-Creo que hasta 3 veces o 3,5 veces.

-¿No gatillará covenants?

-No tenemos ningún covenant. Hoy tenemos dos bonos y para compañías investment grade como E-CL, en los bonos no hay covenants. Es por eso que preferimos bonos y no deuda. Este número de 3 veces a 3,5 veces de deuda neta/Ebitda es un covenant autoimpuesto, que nosotros queremos tener para no arriesgar el rating, pero no tendremos consecuencias financieras.

-En largo plazo, ¿cuál es la estrategia financiera que quieren seguir?

Siempre tener deuda en dólares; segundo, tener un perfil de deuda de largo plazo y a tasas fijas. Con esta línea de crédito aumentará un poco la deuda a costo variable, pero en general es que sea fijo. Así, alineamos la deuda con el perfil de activos. Somos una compañía de largo plazo, tenemos PPA de largo plazo –hoy la vida remanente de éstos es de once años- y compromisos de largo plazo. Pero estamos tranquilos a causa del perfil de generación de caja. El margen Ebitda de E-CL hace dos años estaba en 23% y este primer trimestre fue de 28%. Además, ganamos este PPA por quince años, que es por 5.000 GWh y hoy vendemos 9.000 GWh. Entonces es un salto importante. Esto nos da la tranquilidad de decir que podemos ir financiando esto y al mismo tiempo mantener el rating.

-¿Con qué suministrarán este PPA?

-Con el portafolio de E-CL. Con esta nueva central carbonera, que no será suficiente, entonces aumentaremos el factor de utilización de los activos que tenemos. En el norte tenemos centrales a gas que no generan todo lo que podrían.

«Para compañías como E-CL el mercado está siempre abierto»

 

En todo caso, asegura que hay que aprovechar ventas donde el spread es más bajo.

«Actualmente, el mercado, con el tema de Grecia y la Unión Europea, hace más complicado que se pueda emitir, pero en todo caso no está cerrado», asegura Carlos Freitas, al analizar las condiciones de financiamiento internacional. «Para compañías como E-CL, que son investment grade, el mercado está siempre abierto», agrega. En todo caso, asegura que hay que estar atentos a las «ventas específicas donde el spread puede ser más alto o más bajo».

-De todas las alternativas de deuda ¿cuál es más conveniente?

-Cuando emitimos el bono en octubre del año pasado, por US$ 350 millones, miramos varias alternativas: el bono americano, el mercado suizo y préstamos bancarios. En general, los créditos a corporaciones -no para project finance- a más de siete años, se vuelven muy caros. En el caso del bono suizo, su fuerte es de cuatro a siete años de plazo, así que nos quedamos con el americano, porque también teníamos uno emitido ahí en 2010, por US$ 400 millones, y lo que queríamos era crear una curva. Tenemos una emisión que vence en 2021 y otra en 2025, lo que es bueno para los inversionistas, porque ven que vamos al mercado y hay una curva para que en las emisiones futuras tengamos un nombre en el mercado y una referencia de precio. Ahora, elegimos un bono porque había que refinanciar una deuda existente, pero para financiar nuevas inversiones preferimos un préstamo.

-¿Por qué?

-Porque las inversiones se hacen poco a poco, entonces no nos hace sentido tener uno cuyo tamaño mínimo es de US$ 400 millones a US$ 700 millones, y recibir esos fondos de una vez, porque tomará mucho tiempo en ser invertido. Entonces, es mejor financiar con deuda bancaria o con un project finance.

-¿Cómo evalúan el momento del mercado local?

-Como E-CL es una compañía dolarizada, no es una buena opción. (…) Al asumir una tasa en pesos, tendríamos un pasivo en pesos. Eso no lo queremos, porque siempre pensamos proteger el estado de resultado de la compañía.