Una serie de nuevas tecnologías incorporarán las obras de interconexión SIC-SING para levantar la línea que unirá ambos sistemas entre la subestación de Nueva Cardones (al norte del SIC) y Los Changos (al sur de Mejillones), especialmente en las subestaciones, según informó Carlos Regolf, director del proyecto de interconexión de la Transmisora Eléctrica del Norte (TEN), propiedad de E-CL.

El ejecutivo realizó una detallada exposición sobre los aspectos técnicos de la iniciativa durante la segunda jornada del Mes de la Energía, que organiza el Colegio de Ingenieros, donde se trató el «Desarrollo de los sistemas eléctricos».

Regolf sostuvo que la línea de interconexión SIC-SING utilizará tecnología GIS para la ampliación de la subestación Kapatur, mientras que en la subestación Changos se instalarán transformadores monopolares y sistemas de compensación reactivas y capacitivas, las cuales se usan en líneas de corriente alterna de larga longitud.

De acuerdo a Regolf, en la subestación Cumbres se instalarán dos módulos para recibir los circuitos de 500 kV, mientras que en la subestación Nueva Cardones habrá una subestacion GIS de 500 kV para asimilarse a la línea de transmisión entre Polpaico y Cardones que construye la empresa Interchile. Además, la subestación Changos contará con un sistema de control Scada.

El ejecutivo precisó que un desafío no menor es la compra de materiales, donde se contempla la adquisición de 40.000 toneladas de torres de transmisión, las que provendrán de China. «El resto de los equipos se están comprando en Brasil, Francia e Italia y otra parte también se está comprando en China, como aisladores y subestaciones GIS».

«Un detalle importante que surgió de los estudios técnicos es que todos los interruptores de las subestaciones de 500 kV van a tener que ser de 800 kV, debido a la corriente de cortocircuito que manejarán, lo que ya está dentro de lo no usual dentro de los sistemas de transmisión. Esos interruptores sólo se fabrican en Francia y van a tener que venir de allá, mientras que los bancos de compensación se fabricarán en Brasil y los transformadores también van a venir de las plantas de Alstom en China», afirmó Regolf.

«Comprar todos estos materiales en distintas parte del mundo, más allá del desafío logístico, tiene también el desafío importante de asegurar que todo el proceso de fabricación se siga y que se asegure la calidad de esos materiales», dijo Regolf, añadiendo que para esto se contrató a Siemens para la inspección técnica y la parte de ingeniería de contraparte se asignó a Tractebel.

KAS Ingeniería

Por su parte, Samuel Jerardino, socio director de KAS Ingeniería, se refirió a las conclusiones y desafíos del estudio de transmisión troncal 2018-2020, señalando que si se atrasa la obra de interconexión el costo sería de US$ 531 millones en 2022.

Samuel Jerardino, socio director de KAS Ingeniería

El ejecutivo dijo que se recomienda la construcción de la subestación eléctrica de Cerro Fortuna en 2018, además del seccionamiento de las líneas de enlace O’Higgins con la subestación Cerro Fortuna.

Jeradino planteó que «es posible unificar la planificación de la transmisión troncal con la sub transmisión en un estudio único», junto con realizar «estudios de pronóstico por barras del sistema con mayor detalle que considera la evolución de las tasa de crecimiento y de los factores de carga, incorporando aspectos de eficiencia energética y los efectos de las ERNC a nivel domiciliario, comercial y de pequeña industria».

[Máximo Pacheco llama a superar debate de energía de base versus intermitencia de ERNC]